El tabaco puede alterar la diversidad microbiana del intestino delgado

La flora intestinal de las personas fumadoras es menos abundante y diversa que la de las no fumadoras. Según investigadores australianos que llevaron a cabo el primer estudio sobre los efectos dañinos del tabaco en la microbiota del duodeno, esta diferencia favorecería la aparición de enfermedades digestivas.

 

El tabaco produce y agrava muchas de las enfermedades gastrointestinales tales como las enfermedades inflamatorias del intestino, las úlceras de origen infeccioso o los cánceres digestivos. El tabaco favorecería la aparición de estos trastornos al alterar el equilibrio de la microbiota intestinal, particularmente la que corresponde a la parte inicial del intestino delgado o duodeno. Con el fin de poder estudiar su efecto, los científicos llevaron a cabo un análisis de la composición bacteriana del intestino delgado a partir de muestras de la mucosa intestinal de 102 participantes, 20 de los cuales padecían la enfermedad de Crohn. El resto de los voluntarios presentaba dolor gastrointestinal en el momento en el que se realizó el estudio. De ellos, 21 eran fumadores habituales, 40 exfumadores y 41 nunca habían fumado.

Empobrecimiento de la microbiota

Los resultados de este análisis demuestran que el tabaco altera el equilibrio de la microbiota duodenal y reduce el número de especies sin afectar a la carga bacteriana total. La diversidad bacteriana en los fumadores es por tanto menor que en los no fumadores. Sin embargo, la literatura científica no deja lugar a dudas: una microbiota digestiva variada es signo de buena salud gastrointestinal. Los autores destacan que los exfumadores tienen una microbiota menos diversa que los no fumadores, situándolos en “un estadio intermedio entre los fumadores habituales y aquellos que no han fumado nunca”, y añaden que “dejar de fumar podría ser útil para reequilibrar la microbiota”.

Mecanismos por aclarar

Los investigadores plantean como hipótesis que el tabaco podría actuar sobre el sistema inmunitario y alterar la diversidad microbiana, afectando de forma directa a las bacterias o reduciendo los niveles de oxígeno en el intestino. Estos diferentes mecanismos de acción conducirían a la selección de ciertos grupos de bacterias que participan en el desarrollo de enfermedades digestivas. Con el objetivo de ampliar información, los autores sugieren llevar a cabo nuevas investigaciones de mayor envergadura sobre el duodeno, considerando el tabaquismo como un factor que puede alterar los resultados.

 

Bibliografia :

Shanahan et al. Influence of cigarette smoking on the human duodenal mucosa-associated microbiota, Microbiome (2018)