Relación entre la apnea del sueño y la microbiota nasal

La apnea obstructiva del sueño viene acompañada de una alteración de la microbiota nasal y un aumento de la inflamación. Estos dos procesos se automantendrían y agravarían el problema, según un nuevo estudio.

 

La apnea del sueño es un trastorno frecuente relacionado con una inflamación de las vías respiratorias superiores, una inflamación generalizada y modificaciones de la respuesta inmunitaria. ¿En qué medida interviene la microbiota nasal en estos distintos procesos? ¿Y cómo influyen estos procesos en su composición? Para responder a estas preguntas, los investigadores reclutaron a 565 voluntarios procedentes de dos cohortes participantes en estudios del sueño. En el primer grupo, 2/3 de los pacientes padecían apnea obstructiva del sueño (AOS), severa en el 9,5 % de los casos. En el segundo grupo, cerca de 3/4 de los pacientes tenían AOS, severa en el 45 % de los casos. Tras someter a todos los participantes a un lavado nasal, los investigadores analizaron la composición microbiana nasal de los pacientes apneicos y la compararon con la de personas sanas.

Mayor diversidad de la microbiota en la AOS severa

Los resultados demuestran que la AOS no se traduce en una variación de la abundancia de la microbiota nasal, que sigue estando dominada por dos especies bacterianas: Staphlylococcus y Corynebacterium. En cambio, cuánto más severo es el problema, mayor es la diversidad de especies presentes. Las especies que enriquecen esta flora pertenecen normalmente a la microbiota oral (Streptococcus, Prevotella, Veillonella, Granulicatella).

Marcadores inflamatorios más numerosos

Los autores sugieren que el origen de esta migración podría deberse, entre otras razones, a la obstrucción de las vías aéreas, lo que crea un reflujo de secreciones orofaríngeas (en la parte posterior de la cavidad bucal) que normalmente son tragadas, o al deterioro de la filtración nasal en los pacientes con apnea severa. Además, estos mismos autores observaron que aumentaba la cantidad de marcadores nasales de la inflamación en pacientes apneicos y que estos influián en la naturaleza de las bacterias que componen la microbiota que recubre la nariz.

Una pista terapéutica

El tratamiento por presión positiva continua (PPC), que es el tratamiento terapéutico de referencia y que consiste en impedir el cierre de las vías aéreas superiores, no tuvo ningún efecto en la diversidad y composición de la microbiota. Sin embargo, este estudio confirma que la disbiosis observada en los pacientes apneicos se relaciona al mismo tiempo con el trastorno y con la inflamación, si bien falta determinar su origen. El estudio también permitió contemplar una nueva pista en el tratamiento de la apnea severa, mediante el análisis del papel de las secreciones contenidas en el reflujo.

 

Bibliografia :

Wu BG et al. Severe Obstructive Sleep Apnea is Associated with Alterations in the Nasal Microbiome and Increase in Inflammation. American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine https://www.atsjournals.org/doi/10.1164/rccm.201801-0119OC