VIH: la microbiota intestinal podría mantener la alteración del sistema inmunitario

Según un estudio internacional, algunos pacientes seropositivos que reciben un tratamiento antirretroviral presentan un desequilibrio de la microbiota digestiva que podría estar implicada en la alteración persistente de su sistema inmunitario.

 

Para multiplicarse y sobrevivir en el organismo, el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) infecta células inmunitarias llamadas “linfocitos CD4”, una clase de glóbulos blancos protectores. Esta intrusión del virus provoca la muerte de estas células y hace que los pacientes seropositivos sean más vulnerables a las infecciones.

Un sistema inmunitario debilitado

El objetivo del tratamiento antirretroviral es bloquear el proceso de multiplicación viral, lo que tiene como resultado la preservación de una gran cantidad de células CD4, permitiendo así su multiplicación con el fin de proteger al organismo. Sin embargo, la literatura científica demuestra que, en algunos pacientes, el aumento de la cantidad de células CD4 es escaso a pesar del tratamiento. Un estudio publicado a finales de septiembre en Scientific Reports sugiere que la alteración de la microbiota intestinal podría desempeñar un papel en este proceso. Los investigadores llegaron a esta conclusión después de analizar las heces de 26 hombres seropositivos tratados durante más de dos años con antirretrovirales (aproximadamente 2/3 de ellos respondieron correctamente al tratamiento) y de 20 voluntarios no infectados por el virus VIH.

Abundancia de un determinado grupo bacteriano

Este análisis reveló diferencias en la composición de la flora intestinal de los participantes en función de la presencia o no de una infección. Por otro lado, los pacientes seropositivos que presentaban una baja cantidad de células CD4 a nivel intestinal (y con escasa respuesta al tratamiento) albergaban grandes cantidades de un grupo bacteriano específico, llamado Fusobacteria. Según revela el estudio, el 70% de estos pacientes, con una media de edad superior a los otros participantes, presentaban una mayor cantidad de esta bacteria en comparación con el resto (un 25% de seropositivos y sólo un 10% de voluntarios no infectados). Para los investigadores, la abundancia de esta bacteria en pacientes con baja respuesta al tratamiento podría estar asociada a un aumento insuficiente de la cantidad de células CD4 y, por tanto, a una alteración persistente del sistema inmunitario. Consideran que una manera de reforzar el sistema inmunitario, especialmente en pacientes con baja respuesta al tratamiento después de varios años, podría ser modular la cantidad de este grupo bacteriano en el intestino.

 

Bibliografia :

Soo Ching Lee, Ling Ling Chua, Siew Hwei Yap, Tsung Fei Khang, Chan Yoon Leng et al. Enrichment of gut-derived Fusobacterium is associated with suboptimal immune recovery in HIV-infected individuals. Scientific Reports, Sep 24, 2018