Enfoque sobre el papel de los péptidos antimicrobianos

Los péptidos antimicrobianos (PAM), pequeños péptidos multifuncionales presentes en el reino animal y vegetal, protegen al huésped de las agresiones de microorganismos patógenos. Entre ellos encontramos a las defensinas, llamadas así por su acción de defensa del organismo.

Entre los péptidos antimicrobianos, las defensinas desempeñan un papel fundamental en la inmunidad innata. En el ser humano se han identificado diez defensinas: seis α-defensinas, principalmente secretadas por las células de Paneth, neutrófilos y algunas poblaciones de macrófagos del intestino delgado, y cuatro β-defensinas secretadas por las células epiteliales5.

Mecanismos de acción

Los mecanismos de acción de los péptidos antimicrobianos son diversos8 : algunos de ellos perforan las membranas bacterianas y provocan la fuga de iones y nutrientes, una pérdida de la estructura o incluso la lisis bacteriana; otros, “abrazan” a las bacterias para impedir su paso a través del epitelio intestinal sin llegar a matarlas; en otras palabras, reducen la colonización por patógenos mediante la modificación de la composición y densidad de las comunidades bacterianas de la luz del tracto digestivo.

Enfermedad de crohn y disminución de las defensinas

Cuando la EC afecta al íleon, disminuye la producción de ciertas α-defensinas, lo que causa una reducción de la actividad antibacteriana y facilita la penetración de bacterias patógenas5. Entre las posibles explicaciones, nos encontramos con una mutación del gen NOD2, implicado en el reconocimiento de la superficie bacteriana y en el inicio de la producción de defensinas y con defectos en ciertas vías de señalización cuyo desajuste interviene en el desarrollo de numerosos tipos de cáncer en el hombre. Según algunos investigadores, la reducción de las α-defensinas no sería la causa sino la consecuencia del proceso inflamatorio4. En los casos de EC cólica, únicamente se ven alteradas las concentraciones de β-defensinas5, con un aumento de la secreción de β defensina tipo 2 y una disminución de la β-defensina tipo 1. Algunos científicos lo atribuyen, entre otras causas, a un menor número de copiasdelgenlocalizadoenelcromosoma8 de los pacientes (3 copias en lugar de 4).

12 Somineni HK, Kugathasan S. The microbiome in Inflammatory Bowel Disease: from prevailing clinical evidence to future possibilities. Clin Gastroenterol Hepatol. 2019