Los genes de resistencia a los antibióticos «suben a bordo» de la microbiota intestinal durante los viajes internacionales

Es bien sabido que los antibióticos salvan vidas. Se sabe también que el abuso de antibióticos y su uso excesivo es el principal factor que conduce a la aparición de patógenos resistentes1. Se empieza a saber que el desarrollo de los viajes internacionales favorece la adquisición de genes de resistencia a los antibióticos. Lo que resulta todavía incierto es la extensión y la amplitud de la propagación de este fenómeno. Un nuevo estudio publicado en Genome Medicine trata sobre este tema.

Fecha de publicación 29 Octubre 2021
Fecha de actualización 03 Noviembre 2021

Acerca de este artículo

Fecha de publicación 29 Octubre 2021
Fecha de actualización 03 Noviembre 2021

Cada año, desde 2015, la OMS organiza la World Antimicrobial Awareness Week. ¿Objetivo? Sensibilizar a los profesionales de la salud y al público general sobre el uso correcto de los antimicrobianos para luchar contra la resistencia a los antibióticos. Los autores aportan su granito de arena con nuevos conocimientos sobre los mecanismos de propagación de la resistencia a los antibióticos en el mundo. La resistencia a los antibióticos es actualmente más importante en los países con un nivel de ingresos bajo o moderado. Además, la capacidad de un gen de resistencia para propagarse mediante los viajes depende del (sidenote: Contexto Prevalencia del gen de resistencia en la región, bacteria que lleva el gen y presencia de elementos genéticos móviles cercanos que pueden favorecer su propagación. ) . Los investigadores intentaron evaluar si los desplazamientos internacionales hacia ciertos países donde la resistencia a algunos antibióticos es muy elevada podían facilitar su diseminación hacia regiones menos afectadas.

Los viajes internacionales favorecen la adquisición de genes de resistencia

Para confirmar esta hipótesis, los investigadores constituyeron un grupo de 190 viajeros daneses (edad media de 50,7 años) procedentes de la cohorte COMBAT (Carriage Of Multiresistant Bacteria After Travel). Los sujetos se distribuyeron en 4 subgrupos en función de su lugar de estancia en zonas de fuerte prevalencia de resistencia a los antibióticos: Sudeste asiático, Asia del Sur, África del Norte y África oriental. Se tomó una muestra de heces de cada participante inmediatamente antes y después del viaje, el cual duró de 1 semana a 3 meses.

El equipo combinó herramientas de secuenciación shotgun, metagenómica funcional y modelización estadística para analizar en detalle el resistoma intestinal de los sujetos. Al comparar las muestras tomadas antes y después de los viajes, se observó un aumento del número de genes de resistencia a los antibióticos al regresar del viaje. Además, la adquisición de genes de resistencia fue más elevada en los viajeros que procedían del Sudeste asiático con respecto a los otros destinos.

Adquisición de 56 genes de resistencia durante el viaje

Los investigadores detectaron la adquisición de 56 genes de resistencia (y la pérdida de 4 genes) durante los viajes. Además, los más frecuentes son los que codifican proteínas responsables del eflujo del antibiótico y la modificación del blanco. Entre ellos, genes de resistencia clásicos y bien conocidos (blaCTX-M, resistente a los β-lactámicos, mcr-1, resistente a la colistina o también variantes de tetX, resistente a las tetraciclinas y qnr, resistente a las fluoroquinolonas) y otros nunca identificados antes. Los autores constatan que 6/56 genes adquiridos se asocian al destino, 3/6 de ellos detectados en los viajeros procedentes del Sudeste Asiático, correspondientes a variantes dfrA1 que confieren resistencia a la trimetoprima. Por otra parte, la identificación de un número elevado de elementos genéticos móviles cerca de los genes de resistencia podría contribuir a la adquisición de la gran cantidad de genes de resistencia observados en los sujetos que viajan a esta región.

Comprender mejor los mecanismos de propagación de la resistencia a los antibióticos es también el objetivo de la Biocodex Microbiota Foundation, que recientemente lanzó su Bolsa internacional 2022, cuya temática de investigación es la «estructura y función del resistoma intestinal». Frente a la resistencia a los antibióticos, se está organizando una respuesta multidisciplinaria y colectiva.

en_view en_sources