Espacio para
profesionales

Alérgico

Alergias alimentarias

Aunque las alergias son enfermedades multifactoriales, proceden habitualmente de un fallo en la respuesta inmunitaria frente a los alérgenos, una alteración que puede deberse a un desequilibrio de la microbiota.

La alergia alimentaria (AA) sigue aumentando en los países industrializados. En Europa, la prevalencia de la AA es de un 4,7 % en niños, un 3,2 % en adultos. En Francia, aproximadamente un 5 % de la población es alérgica1. La AA corresponde a una hipersensibilidad desarrollada contra las proteínas alimentarias, con más frecuencia las IgE-dependientes. Entre los niños, cinco alérgenos son responsables del 82 % de las AA: huevos de gallina, cacahuetes, leche de vaca, mostaza y pescado, combinados en la edad adulta con los del marisco, el trigo o incluso los frutos secos2

Se ha identificado un mecanismo inmunológico 

Para explicar estas alergias, los investigadores suponen que la maduración correcta del sistema inmunitario requiere una exposición repetida a nuevos antígenos bacterianos y que el empobrecimiento del ecosistema microbiano favorece el desarrollo de respuestas inmunológicas inadecuadas contra antígenos normalmente inofensivos3.

Un vínculo evidente con la microbiota intestinal

Las observaciones epidemiológicas han permitido vincular fenómenos alérgicos con la alteración de la microbiota: todos los pacientes alérgicos presentan una microbiota diferente a la de las personas sanas4,5. Se ha demostrado que existe una disbiosis en las personas alérgicas: parece que en el contexto de las AA, las bacterias pertenecientes a las clases de Clostridia, Proteobacteria, Bacteroidetes o Actinobacteria6-9 están especialmente involucradas.

¿Una microbiota terapéutica?

Los resultados sugieren que una modulación de la microbiota podría ayudar a prevenir las alergias, mediante el uso de probióticos y prebióticos. De hecho, existe una gran cantidad de estudios sobre el efecto positivo de los probióticos en modelos animales (ratones, ratas, cerdos) de sensibilización a la alergia alimentaria, la dermatitis atópica o el asma10.
 

Bibliografia :
1 - Moneret-Vautrin DA. Épidémiologie de l’allergie alimentaire Revue française d’allergologie et d’immunologie clinique 2008 ; 48 : 171–178 .
2 – Rona RJ et al. The prevalence of food allergy: a meta-analysis. J Allergy Clin Immunol 2007 ; 120:638–46. 
3 - Omenetti   S. et al. The   Treg/Th17 axis : a dynamic   balance regulated by the gut microbiome. Front Immunol 2015 ; 6 : 639.
4 - Panzer  AR et al. Influence and  effect of the human  microbiome in allergy and asthma. Curr Opin Rheumatol   2015 ; 27(4) : 373–80.
5 - Drell T et al. Differences in Gut Microbiota Between Atopic and Healthy Children. Curr Microbiol 2015 ; 71 : 177-83.
6 - Thompson-Chagoyan OC et al. Faecal microbiota and short-chain fatty acid levels in faeces from infants with cow’s milk protein allergy. Int Arch Allergy Immunol 2011 ; 156 : 325-32.
7 - Candela M et al. Unbalance of intestinal microbiota in atopic children. BMC Microbiol 2012 ; 12 : 95
8 -  Ling Z, Li Z, Liu X, et al. Altered fecal microbiota composition associated with food allergy in infants. Appl Environ Microbiol 2014 ; 80 : 2546-54.
9 - Sepp E, Julge K, Mikelsaar M, Björkstén B. Intestinal microbiota and immunoglobulin E responses in 5-year-old Estonian children. Clin Exp Allergy 2005 ; 35 : 1141-6.
10 - de Azevedo MS, Innocentin S, Dorella FA, et al. Immunotherapy of allergic diseases using probiotics or recombinant probiotics. J Appl Microbiol 2013 ; 115 : 319-33.

Asma alérgica

El asma alérgica se ve favorecida por desequilibrios de la flora intestinal en el lactante. Existen estudios que se centran en su prevención mediante el uso de probióticos y de prebióticos. 

Origen alérgico

Se ha calculado que la prevalencia del asma es del 14 % en niños y del 6 % en adultos1. Esta enfermedad inflamatoria de los bronquios tiene un origen alérgico en la gran mayoría de los casos. El alérgeno puede provenir de distintos orígenes: polen, tabaco, alimentos, contaminación, etc. Un historial personal de atopia o de rinitis alérgica durante la infancia aumenta el riesgo de asma2. Además, si se producen acontecimientos que puedan modificar la flora intestinal al principio de la vida (cesárea, uso de antibióticos), el riesgo de que posteriormente se produzcan alergias y asma puede aumentar3

Disbiosis de la microbiota intestinal

Varios estudios establecen un vínculo con una disbiosis de la microbiota intestinal4-6, pero también de la microbiota pulmonar7,8, lo que sugiere que estos ecosistemas bacterianos afectan al asma alérgica sin haber establecido una implicación clara de la microbiota entre los pacientes. Se ha relacionado un aumento del grado de colonización por parte de Bacteroidaceae y/o la colonización de la especie Bacteroides fragilis a la edad de 3 semanas con un riesgo más elevado de desarrollar asma más adelante9. Por lo general, la falta de diversidad en la microbiota intestinal durante las primeras semanas de vida está asociada con un riesgo más elevado de sensibilización y de alergia respiratoria10,11

Tratamiento preventivo con prebióticos y probióticos 

Actualmente, el tratamiento se basa en la supresión de la exposición al alérgeno con un tratamiento de fondo y un tratamiento de crisis para las agudizaciones.
La relación entre la microbiota intestinal y la alergia sugiere que una modulación de la microbiota intestinal podría prevenir o evitar las alergias. La literatura describe un efecto de los prebióticos GOS y FOS en modelos de asma alérgica12. Además, existen varios estudios sobre el efecto positivo de los probióticos contra el asma en modelos animales13-15
 

Bibliografia :
1.    Global burden of disease due to asthma. The global Asthma Report 2014. http://www.globalasthmareport.org/burden/burden.php 
2.    Rhinitis and onset of asthma: a longitudinal population-based study. Shaaban R, Zureik M, Soussan D et al. Lancet. 2008 Sep 20;372(9643):1049-57.
3.    Pearl D. Houghteling et al. From Birth to “Immunohealth,” Allergies and Enterocolitis. J Clin Gastroenterol 2015;49:S7–S12 
4.    Vael C, Nelen V, Verhulst S, Goossens H, Desager K. Early intestinal Bacteroides fragilis colonisation and development of asthma. BMC Pulm Med 2008: 8: 19 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18822123
5.    Songjinda P, Nakayama J, Tateyama A, et al. Differences in developing intestinal microbiota between allergic and nonallergic infants: a pilot study in Japan. Biosci Biotechnol Biochem 2007 ; 71 : 2338-42
6.    Vael C, Vanheirstraeten L, Desager KN, Goossens H. Denaturing gradient gel electrophoresis of neonatal intestinal microbiota in relation to the development of asthma. BMC Microbiol 2011 ; 11 : 68
7.    Hilty M, Conor Burke et al. Disordered Microbial Communities in Asthmatic Airways. PLOS One. 2010 http://dx.doi.org/10.1371/journal.pone.0008578
8.    Millares L, Bermudo G, Pérez-Brocal V, et al. The respiratory microbiome in bronchial mucosa and secretions from severe IgE-mediated asthma patients. BMC Microbiology. 2017;17:20. doi:10.1186/s12866-017-0933-6.
9.    Vael C et al. Early intestinal Bacteroides fragilis colonisation and development of asthma. BMC Pulm Med. 2008 Sep 26;8:19
10.    Bisgaard H, Li N, Bonnelykke K, et al. Reduced diversity of the intestinal microbiota during infancy is associated with increased risk of allergic disease at school age. J Allergy Clin Immunol 2011 ; 128 : 646-52. 
11.    Abrahamsson TR, Jakobsson HE, Andersson AF, Björkstén B, Engstrand L, Jenmalm MC. Low gut microbiota diversity in early infancy precedes asthma at school age. Clin Exp Allergy 2014 ; 44 : 842-50. 
12.    Vos AP, van Esch BC, Stahl B, et al. Dietary supplemen- tation with specific oligosaccharide mixtures decreases para- meters of allergic asthma in mice. Int Immunopharmacol 2007 ; 7 : 1582-7. 
13.    de Azevedo MS, Innocentin S, Dorella FA, et al. Immuno- therapy of allergic diseases using probiotics or recombinant probiotics. J Appl Microbiol 2013 ; 115 : 319-33.
14.    Fonseca VM, Milani TM, Prado R, Bonato VL, Ramos SG, Martins FS, Vianna EO, Borges MC . Oral administration of Saccharomyces cerevisiae UFMG A-905 prevents allergic asthma in mice. Respirology. 2017 Feb 6. doi: 10.1111/resp.12990 . [Epub ahead of print] PMID: 28166610 
15.    Juan Z, Zhao-Ling S, Ming-Hua Z, Chun W, Hai-Xia W, Meng-Yun L, Jian-Qiong H, Yue-Jie Z, Xin S. Oral administration of Clostridium butyricum CGMCC0313-1 reduces ovalbumin-induced allergic airway inflammation in mice. Respirology. 2017 Jan 25. doi: 10.1111/resp.12985 . [Epub ahead of print] PMID: 28122397

Rinitis alérgica

La rinitis alérgica, la manifestación más frecuente de alergia respiratoria, evoluciona frecuentemente hacia el asma alérgica. Está asociada a una disbiosis de la microbiota intestinal y ORL.

Una patología frecuente y hereditaria

La rinitis alérgica es una patología muy frecuente y el número de casos en el mundo aumenta continuamente. Afecta a aproximadamente 500 millones de personas1. Se ocasiona por la exposición a un alérgeno y puede ser intermitente o persistente en función de su naturaleza (polen, ácaros, faneras, etc.). Los síntomas combinan prurito, anosmia, rinorrea y obstrucción nasal o incluso estornudos. Se ha documentado el componente hereditario de la alergia respiratoria: 7 de cada 10 personas cuyos dos padres sean alérgicos presentará alergia2

Rinitis alérgica y asma alérgica

Aproximadamente el 20 % de las personas que sufren rinitis alérgica son asmáticas y el 80 % de los asmáticos sufren rinitis3. Existen investigaciones clínicas y epidemiológicas que establecen una relación entre microbiota, rinitis alérgica y asma.

Disbiosis de las microbiotas

Entre las características comunes de estas dos enfermedades, encontramos la falta de diversidad de la microbiota intestinal durante las primeras semanas de vida4,5. Parece que los lactobacilos están menos presentes en las personas alérgicas y estas bacterias se conocen por limitar la proliferación de patógenos en el intestino, por promover la inmunoregulación mediante la estimulación de las respuestas de los linfocitos T reguladores. Y, por el contrario, se observa una mayor diversidad bacteriana a nivel de la microbiota ORL6 que podría contribuir a una inflamación crónica y a los síntomas que se observan en los pacientes.

Probióticos en pruebas

En la actualidad, el tratamiento de la rinitis alérgica se basa en la supresión de la exposición al alérgeno y en un tratamiento antihistamínico preventivo o curativo. Los corticoides locales pueden ayudar a superar un caso de agudización. Asimismo, los trabajos de investigación se orientan hacia una modulación de la microbiota para reducir el riesgo de alergia mediante el consumo de probióticos como Lactobacillus plantarum y Lactobacillus paracasei7,8.

 

Bibliografia :
1. Allergic Rhinitis and its Impact on Asthma (ARIA) guidelines: 2010 Revision. The Journal of Allergy and Clinical  Immunology, septembre 2010, vol. 126(3): 466-476 http://www.jacionline.org/article/S0091-6749(10)01057-2/pdf
2. Dávila I, Mullol J, Ferrer M, Bartra J, del Cuvillo A, Montoro J, Jáuregui I, Sastre J, Valero A. Genetic aspects of allergic rhinitis. J Investig Allergol. Clin Immunol. 2009;19 Suppl 1:25-31. Review. PubMed PMID: 19476051.
3. Mullol J. et al. Allergic Rhinitis and its Impact on Asthma Update (ARIA 2008) : the perspective from Spain. J Investig Allergol Clin Immunol 2008 ;18 :327-334 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18973095
4. Bisgaard H et al. Reduced diversity of the intestinal microbiota during infancy is associated with increased risk of allergic disease at school age. J Allergy Clin Immunol 2011 ; 128 : 646-52. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21782228
5. L.C.F.L. Melli et al. Intestinal microbiota and allergic diseases: A systematic review. Allergol Immunopathol (Madr). 2016;44(2):177-188 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25985709
6. Choi CH, Watanabe S et al. Seasonal allergic rhinitis affects sinonasal microbiota. Am Journal of Allergy, 2014 Jul;28(4):281-6. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4101129
7. Peng GC et al. The efficacy and safety of heat-killed Lactobacillus paracasei for treatment of perennial allergic rhinitis induced by house-dust mite. Pediatr Allergy Immunol. 2005;16:433–8 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16101937 
8. Yang G. et al. Treatment of Allergic Rhinitis with Probiotics: An Alternative Approach. North American Journal of Medical Sciences, 5(8), 465–468. http://doi.org/10.4103/1947-2714.117299

Las patologías

  • Artritis reumatoide

    Voir
  • Cardiovascular patologias

    Voir
  • Cutáneo

    Voir
  • Gyneco

    Voir
  • Pulmonar patologias

    Voir
  • Psiquiatría y neurodegenerativa

    Voir
  • Urinario

    Voir
Boletín

Para recibir el Newsletter, por favor introduzca el email que utilizó para registrarse

Resumen del BMI

Biocodex Microbiota Institute, referencia internacional sobre la microbiota

Voir

Elija el idioma en el que desea recibir el boletín