Espacio para
profesionales

Pulmonar patologias

 

 

Asma

Las microbiotas intestinal y pulmonar podrían estar implicadas en el desarrollo del asma. Esta cuestión es objeto de investigaciones que se encuentran actualmente en curso.

El asma es una inflamación crónica de los bronquios que provoca una hiperreactividad en caso de exposición a ciertas sustancias o en determinadas situaciones. Aproximadamente 235 millones de personas se ven afectadas en todo el mundo1.

Los factores desencadenantes son variables

Las crisis de asma se caracterizan por una obstrucción de los bronquios que provoca dificultades respiratorias. Pueden ocasionarse por el contacto con un alérgeno, con un producto irritante (contaminación, humo, pinturas, etc.), con un virus respiratorio, por el consumo de ciertos medicamentos o incluso tras una actividad física2.

Papel de la microbiota

Varios estudios sugieren una relación con una disbiosis de la microbiota intestinal3-6. Por ejemplo, una falta de diversidad de esta última durante el primer mes de vida3 o una colonización fecal con Bacteroides fragilis o Clostridium coccoides XIVa4 a las tres semanas de vida están asociadas a un riesgo de asma. Además, si la madre a lo largo del embarazo o el niño a lo largo del primer año de vida reciben antibióticos, se observa un aumento del riesgo de asma en el niño7. De hecho, una disbiosis inducida por el consumo de antibióticos durante las primeras semanas o incluso los primeros años de vida en los que se desarrolla la microbiota intestinal8, podría estar relacionada con un aumento del riesgo de asma. Asimismo, se ha señalado un posible papel de la microbiota pulmonar9. El hallazgo de una flora pulmonar específica de determinadas enfermedades respiratorias sugiere que desempeña un papel en el asma10-12. Por el contrario, la exposición a microorganismos durante la infancia puede contribuir a la prevención del asma puesto que se observa una reducción aparente del riesgo de asma en niños nacidos por parto vaginal13,14 que están en contacto con animales domésticos15 o de granja16.

Tratamientos sintomáticos

La primera de las medidas consiste en eliminar los factores desencadenantes siempre que sea posible. Los tratamientos de fondo y agudos también permiten reducir la frecuencia de las crisis y controlar su intensidad. Además, para el asma alérgica, algunos estudios preclínicos han demostrado el efecto beneficioso de los prebióticos GOS y FOS y de ciertos probióticos17,18 para modular la respuesta inmunitaria.

 

Bibliografia :
1- OMS, avril 2017 http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs307/fr/
2- Recommandations GINA (2017) : Guide for asthma management and prevention. http://ginasthma.org/2017-pocket-guide-for-asthma-management-and-prevention/
3- Abrahamsson TR, Jakobsson HE, Andersson AF, Björkstén B, Engstrand L, Jenmalm MC. Low gut microbiota diversity in early infancy precedes asthma at school age. Clin Exp Allergy 2013. doi: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24330256 https://pdfs.semanticscholar.org/4421/476df50d20ba512ad954eb9867b6b10f3801.pdf
4- Vael C, Nelen V, Verhulst S, Goossens H, Desager K. Early intestinal Bacteroides fragilis colonisation and development of asthma. BMC Pulm Med 2008: 8: 19 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18822123
5- Songjinda P, Nakayama J, Tateyama A, et al. Differences in developing intestinal microbiota between allergic and nonallergic infants: a pilot study in Japan. Biosci Biotechnol Biochem 2007 ; 71 : 2338-42 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/17827672
6- Vael C, Vanheirstraeten L, Desager KN, Goossens H. Denaturing gradient gel electrophoresis of neonatal intestinal microbiota in relation to the development of asthma. BMC Microbiol 2011 ; 11 : 68 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21477358
7- Murk W et al. Prenatal or early-life exposure to anti- biotics and risk of childhood asthma: a systematic review. Pediatrics 2011 ; 127 : 1125-38.
8- Azad MB, Kozyrskyj AL. Perinatal programming of asthma: the role of gut microbiota. Clin Dev Immunol 2012 ; 2012 : 932072.
9- Hilty M, Conor Burke et al. Disordered Microbial Communities in Asthmatic Airways. PLOS One. 2010 http://dx.doi.org/10.1371/journal.pone.0008578
10- Sullivan A et al. The Microbiome and the Pathophysiology of Asthma. Respir Res. 2016 Dec 5;17(1):163. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5139145/
11- Hauptmann M et al. Linking microbiota and respiratory disease. FEBS Lett. 2016 Nov;590(21):3721-3738. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27637588
12- Michon AL et al. Revue francophone des laboratoires.Février 2015 N°469 p37-49
13- Huang L, Chen Q, Zhao Y, Wang W, Fang F, Bao Y. Is elective cesarean section associated with a higher risk of asthma? A meta-analysis. J Asthma 2015;52:16-25.
14- Azad MB, Konya T, Maughan H, et al. Gut microbiota of healthy Canadian infants: profiles by mode of delivery and infant diet at 4 months. CMAJ 2013;185:385-94.
15- Ownby DR, Johnson CC, Peterson EL. Exposure to dogs and cats in the first year of life and risk of allergic sensitization at 6 to 7 years of age. JAMA 2002;288:963-72.
16- Riedler J, Braun-Fahrlander C, Eder W, et al. Exposure to farming in early life and development of asthma and allergy: a cross-sectional survey. Lancet 2001;358:1129-33.
17- Juan Z, Zhao-Ling S, Ming-Hua Z, Chun W, Hai-Xia W, Meng-Yun L, Jian-Qiong H, Yue-Jie Z, Xin S. Oral administration of Clostridium butyricum CGMCC0313-1 reduces ovalbumin-induced allergic airway inflammation in mice. Respirology. 2017 Jan 25. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28122397
18- Fonseca VM, Milani TM, Prado R, Bonato VL, Ramos SG, Martins FS, Vianna EO, Borges MC . Oral administration of Saccharomyces cerevisiae UFMG A-905 prevents allergic asthma in mice. Respirology. 2017 Feb 6. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28166610

Fibrosis quística

La fibrosis quística es una enfermedad genética rara que se caracteriza por trastornos respiratorios y digestivos graves. La microbiota intestinal podría estar implicada en la fisiopatología y la progresión de esta enfermedad.

La fibrosis quística es una enfermedad genética recesiva letal provocada por mutaciones del gen CFTR*, que implican una deficiencia o ausencia de proteínas CFTR funcionales en la membrana apical de las células epiteliales, provocando un aumento de la viscosidad del moco y su acumulación en los tractos respiratorio y digestivo. En el tracto digestivo, la enfermedad provoca insuficiencia pancreática que afecta a la digestión y a la absorción de nutrientes. En el aparato pulmonar, favorece la infección por bacterias oportunistas (Staphylococcus aureus, Pseudomonas aeruginosa y Haemophilus influenzae), provocando una pérdida progresiva de la función pulmonar hasta el fallecimiento del paciente.

La fibrosis quística afecta a uno de cada 2.500 nacimientos en Europa y Norteamérica, mientras que en África y Asia su prevalencia es más baja1.

Disbiosis y fibrosis quística

La exacerbación de las secreciones contribuye a modificar el entorno de la microbiota intestinal y, como consecuencia, su composición. Se han observado disminuciones de la diversidad de la microbiota (alteración de Firmicutes, Bacteroidetes y Actinobacterias) en pacientes con fibrosis quística en comparación con voluntarios sanos. Muchos factores podrían ser responsables de esta disbiosis: fisiopatología de la enfermedad, tipo de mutación de CFTR, exposición a antibióticos, etc.2,3.  Esta disbiosis, que aparece a una edad muy temprana, podría contribuir de forma significativa a la desnutrición, a la interrupción del crecimiento y a la morbilidad a largo plazo4.

Interés sobre los probióticos

La atención de los pacientes tiene como objetivo descongestionar los bronquios y los problemas digestivos: fisioterapia respiratoria unida a fluidificantes de los bronquios, bronquiodilatadores, régimen alimentario hipercalórico, con extractos pancreáticos y vitaminas.

Los probióticos han demostrado en pacientes tratados contra la mucoviscidosis una reducción de la agravación pulmonar, de la inflamación intestinal y de la duración de la admisión hospitalaria5-8. Es necesario realizar otros estudios con grupos más grandes y de mayor duración para confirmar las ventajas de los probióticos5-8.

 

* Cystic Fibrosis Transmembrane conductance Regulator

 

Bibliografia :
1- https://www.pasteur.fr/fr/centre-medical/fiches-maladies/mucoviscidose
2- Schippa S et al.  Cystic fibrosis transmembrane conductance regulator (CFTR) allelic variants relate to shifts in fecal microbiota of cystic fibrosis patients. PLoS One. 2013;8:e61176.
3- Burke et al. 2017 The altered gut microbiota in adults with cystic fibrosis  Burke et al. BMC Microbiology (2017) 17:58
4- Juliette C Madan. Neonatal gastrointestinal and respiratory microbiome in cystic fibrosis : potential interactions and implications for systemic health. Clin ther 2016 ; 38 : 740-46. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5206974/
5- Bruzzese E et al. Intestinal inflammation is a frequent feature of cystic fibrosis and is reduced by probiotic administration. Aliment Pharmacol Ther. 2004;20:813–9.
6- Bruzzese E et al.. Effect of Lactobacillus GG supplementation on pulmonary exacerbations in patients with cystic fibrosis: a pilot study. Clin Nutr. 2007;26:322–8
7- Weiss B et al.  Probiotic supplementation affects pulmonary exacerbations in patients with cystic fibrosis: a pilot study. Pediatr Pulmonol. 2010;45:536–40.
8- del Campo R et al. Improvement of digestive health and reduction in proteobacterial populations in the gut microbiota of cystic fibrosis patients using a Lactobacillus reuteri probiotic preparation: a double blind prospective study. J Cyst Fibros. 2014;13:716–22.

Las patologías

  • Artritis reumatoide

    Voir
  • Alérgico

    Voir
  • Cardiovascular patologias

    Voir
  • Cutáneo

    Voir
  • Gyneco

    Voir
  • Psiquiatría y neurodegenerativa

    Voir
  • Urinario

    Voir
Boletín

Para recibir el Newsletter, por favor introduzca el email que utilizó para registrarse

Resumen del BMI

Biocodex Microbiota Institute, referencia internacional sobre la microbiota

Voir

Elija el idioma en el que desea recibir el boletín