Asma: ¿qué relación existe entre los diferentes fenotipos y la microbiota de las vías respiratorias?

Vignette

El asma neutrofílica se acompaña de una modificación de la microbiota bronquial. Esta observación podría conducir a un mejor tratamiento de la enfermedad y a una mejor predicción de los ataques.

 

La clasificación de los pacientes asmáticos en función del grado de inflamación de las vías respiratorias es fundamental para identificar su fenotipo1. Para tratar de personalizar el tratamiento, un equipo australiano investigó las variaciones de la microbiota de las vías respiratorias en función de los fenotipos asmáticos. En el estudio participaron 167 pacientes con asma severa pero estable (84 con asma eosinofílica, 14 con asma neutrofílica, 60 con asma paucigranulocítica y 9 con asma mixta).

Interacciones variables en función de los fenotipos

El análisis de las poblaciones de microbios se llevó a cabo por amplificación y secuenciación genómica del ARN ribosómico 16S a partir de muestras tomadas mediante expectoraciones provocadas. Los resultados revelaron una reducción de la diversidad y una mayor heterogeneidad de las poblaciones en el asma neutrofílica en comparación con otros fenotipos, especialmente el asma eosinofílica, que es el fenotipo mejor documentado hasta la fecha.

Neutrofilia y abundancia de patógenos

Las modificaciones de la microbiota bronquial características del asma neutrofílica provocan la presencia de abundantes bacterias patógenas, sobre todo de los géneros Haemophilus y Moraxella. A la inversa, se observa una reducción significativa de las poblaciones de bacterias comensales de los géneros Gemella, Porphyromonas o Streptococcus. Esta disbiosis podría explicar los fenómenos inflamatorios que se observan en este tipo de asma, aunque hasta la fecha no se ha podido demostrar una relación de causa y efecto.

¿Una vía de personalización del tratamiento?

En opinión de los investigadores, estos resultados iniciales merecen confirmación con el fin de esclarecer las relaciones entre el fenotipo inflamatorio y la microbiota, y de facilitar la personalización del tratamiento antiasmático en función del fenotipo y la composición de la microbiota bronquial. Otra aplicación posible sería la predicción de los ataques agudos gracias al seguimiento de la evolución de las poblaciones bacterianas.

 

1. Existen cuatro fenotipos asmáticos principales, relacionados con las concentraciones sanguíneas de los diferentes granulocitos circulantes: asma eosinofílica, neutrofílica, paucigranulocítica y mixta (eosinofílica - neutrofílica). A cada fenotipo corresponden mecanismos fisiopatológicos, síntomas y tratamientos diferentes.

 

Bibliografia : 

S. Taylor, L. Leong, J. Choo, et al. : Inflammatory phenotypes in patients with severe asthma are associated with distinct airway. J Allergy Clin Immunol, volume 141, number 1, january 2018.