Enfermedad hepática alcohólica: una bacteria que aporta esperanza

Vignette

En el marco de la enfermedad hepática alcohólica (EHA), los investigadores reconocen, desde hace varios años, la influencia de la microbiota intestinal en la aparición o el desarrollo de la enfermedad, ya que parece estar implicada en la alteración de la barrera intestinal que facilita el paso del alcohol. Para ir más lejos, un equipo austriaco de la Universidad de Innsbruck decidió investigar los efectos de una bacteria gramnegativa, Akkermansia muciniphila, que favorece la función de barrera del intestino al mejorar la producción de moco. Para ello, observaron la relación entre la colonización bacteriana y la esteatohepatitis alcohólica (EA), tanto en un modelo animal (ratón), como en personas afectadas o no por EA. Los resultados demostraron que los pacientes con EA presentaban una disminución de la abundancia de A. muciniphila fecal en comparación con los controles sanos y que, en ratones de tipo salvaje, una alimentación rica en etanol provocaba un importante descenso de esta bacteria. Además, la administración de A. muciniphila permitiría reducir la esteatosis y la infiltración de neutrófilos responsables de la inflamación. Estos resultados sugieren que la administración de suplementos de A. muciniphila podría ser útil en la EA con el objetivo de atenuar los síntomas de la enfermedad.

Bibliografia :
Grander c.  et al. Recovery of ethanol-induced Akkermansia muciniphila depletion ameliorates alcoholic liver disease. Gut. 2017 May 26. pii: gutjnl-2016-313432. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28550049