Papel de la microbiota intestinal en el riesgo de sufrir complicaciones después de una radioterapia

Vignette

Los daños a los tejidos representan la complicación más frecuente después de una radioterapia. En un estudio publicado en la revista Gut, un equipo israelí demostró que la microbiota intestinal está implicada. En efecto, los investigadores demostraron que los rayos X alteran la microbiota y favorecen la producción de factores de inflamación que participan en las complicaciones relacionadas con la radioterapia. Tras aplicar radiación a ratones a nivel de la pelvis, observaron una modificación progresiva de la microbiota en las semanas posteriores, hasta observar un perfil particular en los animales que presentaban lesiones del tejido. Este perfil estaba asociado a un aumento de la producción local de citocinas IL-1β e IL-6 y de TNFα. Algunos trabajos anteriores habían demostrado que el desarrollo de estas lesiones después de la radioterapia mostraba una estrecha correlación con la presencia de citocinas IL-1β. Los investigadores realizaron un trasplante de las microbiotas de los ratones expuestos a la radioterapia a ratones axénicos y observaron que esto los predisponía al desarrollo de lesiones tras una radioterapia en comparación con los controles. Estos trabajos sugieren la posibilidad de evitar estas complicaciones en el futuro mediante la manipulación de la microbiota intestinal.

 

Bibliografia :
Gerassy-Vainberg S. et al. Radiation induces proinflammatory dysbiosis: transmission of inflammatory susceptibility by host cytokine induction. Gut. 2017 Apr 24. pii: gutjnl-2017-313789 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28438965