¿Puede ser útil la microbiota intestinal para predecir el riesgo de fístula anastomótica?

Vignette

En algunos casos específicos, es posible que exista una correlación entre la disbiosis intestinal y el riesgo de desarrollar una fístula anastomótica tras la resección del colon. Este descubrimiento abre una nueva vía de investigación para luchar contra esta grave complicación.

 

La resección del colon se acompaña a veces de una fístula anastomótica1, que es la complicación severa más frecuente de la cirugía dado que es potencialmente mortal y supone una hospitalización prolongada.  Los principales factores de riesgo de fístula anastomótica son bien conocidos: sutura deficiente, comorbilidades, tratamientos farmacológicos, etc. Sin embargo, estos factores no bastan para explicar todos los casos que pueden presentarse. Por lo tanto, un equipo holandés se interesó en otra posibilidad, a saber, la implicación de la microbiota intestinal. Para ello, los investigadores estudiaron la composición microbiana de muestras extraídas directamente de la mucosa intestinal de 123 pacientes sometidos a anastomosis cólica, 60 mediante un procedimiento convencional y 63 siguiendo un procedimiento que incluía la colocación de una película biorreabsorbible para proteger la anastomosis.

Se obtuvieron resultados opuestos en función del protocolo empleado

El análisis de la microbiota intestinal de los pacientes con una fístula anastomótica postoperatoria permitió distinguir dos situaciones opuestas en función del protocolo empleado. La colocación de un “apósito” reabsorbible tendería a controlar la composición de la microbiota y no tendría ningún efecto en la cicatrización, probablemente porque la película permite la oclusión de la mucosa. La aparición de una fístula (25% de los casos) no parece tener ninguna relación con la composición de la microbiota previa a la cirugía. Por el contrario, su aparición después de una cirugía clásica (17% de los casos) se asocia con una disbiosis intestinal que se caracteriza por una disminución de la diversidad bacteriana y una sobreabundancia de bacterias que degradan las mucinas (Bacteroidaceae y Lachnospiraceae). Dicha alteración de la microbiota podría repercutir en el equilibrio metabólico mediante una privación energética que afecta la capacidad de las células del colon para regenerarse, y conducir a la incapacidad de resistir a la colonización de bacterias patógenas.

Favorecer la cicatrización

Sea cual sea la causa de la alteración de la microbiota intestinal –modificación de la dieta, cirugía en sí, tratamiento antibiótico adyuvante u otro motivo– parece haber una correlación entre la disminución de la diversidad y el riesgo de desarrollar una fístula anastomótica durante un procedimiento clásico. Por consiguiente, los investigadores consideran que es importante profundizar en el estudio de los efectos de la preservación de la diversidad microbiana intestinal, la cual desempeña una función importante en la reparación celular, con el fin de evitar la aparición de este tipo de complicación.

 

1. Canal de comunicación anormal resultante de un defecto de cicatrización de la sutura entre las dos partes del colon.

 

Bibliografia :

J. van Praagh, M. de Goffau, I. Bakker, et al. Mucus Microbiome of Anastomotic Tissue During Surgery Has Predictive Value for Colorectal Anastomotic Leakage. Ann Surg. 2018 Jan 9.