La disbiosis vaginal como causa de infertilidad

Actu GP : La dysbiose vaginale à l’origine de certains cas d’infertilité ?

La fecundación in vitro (FIV), con un porcentaje de nacimientos superior al 52%, constituye la técnica de elección para el tratamiento de la infertilidad. Sin embargo, en algunas mujeres, el embrión transferido no consigue implantarse, lo que impide el embarazo. ¿Y si la causa fuera un desequilibrio de la microbiota vaginal?

 

A pesar de relaciones sexuales frecuentes durante al menos un año, del 8 al 12% de las parejas en edad de procrear padecen infertilidad. Si bien la FIV se ha extendido rápidamente como el tratamiento más eficaz, algunas mujeres no consiguen quedar embarazadas y sufren fracasos repetidos de implantación (FRI). Recientemente se han implicado trastornos hormonales, vasculares o inmunitarios, pero no bastan para explicar todos los fracasos de implantación del embrión en la FIV. Dado que numerosas enfermedades ginecológicas y diversos trastornos relacionados con el embarazo ya se han asociado con una disbiosis vaginal, esta también podría tener un papel en el fracaso de la FIV.

Una microbiota desequilibrada con un bajo contenido de lactobacilos

Para probar esta hipótesis, se analizó la microbiota vaginal de 67 mujeres sometidas a FIV; entre estas últimas, 27 padecieron FRI inexplicables y 40 llevaron su embarazo a término después de un solo ciclo de tratamiento. Los resultados revelan la presencia de disbiosis vaginal en las mujeres con FRI: una microbiota más diversificada y abundante, con más bacterias asociadas a diversas infecciones ginecológicas (vaginosis bacteriana, vaginitis, infección urinaria). En cambio, su microbiota vaginal contenía una cantidad relativamente más baja de lactobacilos. Según los cálculos de los autores, el porcentaje de embarazo superaba el 72% cuando la microbiota vaginal estaba formada en más de un 90% por lactobacilos y caía al 34% en el caso contrario.

¿Pronto se podrá prever el riesgo de fracaso de la FIV?

Por último, también se observaron diferencias en las concentraciones de ciertas sustancias producidas por la microbiota vaginal en las pacientes que presentaban FRI. En especial, una importante disminución de moléculas necesarias para la implantación y el desarrollo del embrión, que mostraba una correlación directa con la reducción de la cantidad de lactobacilos. Los autores piensan que la composición de la microbiota vaginal, y especialmente la disminución de la cantidad de lactobacilos, podría desempeñar un papel fundamental en el fracaso repetido de implantación del embrión, y esperan que estos resultados abran el camino hacia el desarrollo de biomarcadores capaces de predecir el riesgo de FRI.

 

Bibliografia:

Fu M, Zhang X, Liang Y, Lin S, Qian W, Fan S. Alterations in Vaginal Microbiota and Associated Metabolome in Women with Recurrent Implantation Failure. mBio. 2020;11(3):e03242-19. Published 2020 Jun 2. doi:10.1128/mBio.03242-19