Mamá joven, no RECHACE A su animal de compañía: ¡podría prevenir las alergias y la obesidad de su bebé!

Al modular la microbiota intestinal de los recién nacidos, los animales de compañía reducen el riesgo de desarrollar ulteriormente alergias u obesidad en la edad adulta.

 

Es la asombrosa conclusión a la que llegaron los investigadores canadienses que examinaron a 746 recién nacidos. Su estudio, publicado en la revista Microbiome, muestra que la exposición antes y/o después del nacimiento a animales con pelaje podría aumentar la presencia de los grupos de bacterias Oscillospira y Ruminococcus en la microbiota de los bebés, dos gérmenes conocidos por reducir el riesgo de obesidad en el primer caso y el de alergia en el segundo. Estar rodeada de animales de compañía durante el embarazo también sería una ventaja: reduciría la presencia de estreptococos, disminuyendo así los riesgos de infección por estreptococos del grupo B. Estos animales permitirían enriquecer la microbiota del futuro bebé y, en consecuencia, reducirían su propensión a las enfermedades atópicas y metabólicas.

Aunque la presencia de un animal de compañía en la casa durante el embarazo o la llegada del bebé requiere algunas precauciones, ¡no es necesario separarse de él!