Microbiota del cuero cabelludo: ¡ponte aceite (de coco)!

¿Quién no tuvo nunca caspa en el cuello del jersey o en los hombros de la camisa? Esos copitos especialmente tenaces y antiestéticos reflejan un trastorno crónico del cuero cabelludo muy extendido. Un estudio reciente muestra que el aceite de coco ayuda a mantener un cuero cabelludo sano actuando favorablemente sobre su microbiota.

Apenas eliminada, vuelve a estar ahí. ¿Quién? ¡La caspa, claro! La caspa, una afección cutánea caracterizada por una descamación excesiva del cuero cabelludo, con o sin comezón, implica varios factores: susceptibilidad genética, composición del sebo y microbiota del cuero cabelludo. Un hongo llamado Malassezia aceleraría el desarrollo de la caspa y la inflamación. Los antifúngicos, aunque eficaces contra este hongo, no impiden la reaparición de la caspa después de la interrupción del tratamiento. En los países de África y Asia, sobre todo en la India, se utiliza aceite de coco para mantener la salud del cuero cabelludo, hidratar la piel y reforzar su función de barrera. En este estudio, los investigadores compararon el impacto de una aplicación de aceite de coco frente a un champú neutro sobre la microbiota bacteriana y fúngica del cuero cabelludo de 140 mujeres con o sin caspa.

Caspa: ¿un hongo específico en la cabeza?

En el cuero cabelludo de las mujeres con caspa, se observaron poblaciones de hongos Malassezia mucho más importantes. En cambio, otra especie de hongo, M. globosa, colonizaba en abundancia el cuero cabelludo de las mujeres que no presentaban ni caspa ni comezón. El tratamiento con aceite de coco permitió aumentar la proporción de M. globosa con respecto a los otros grupos de Malassezia, hacia llegar a una relación similar a la del cuero cabelludo sano.

¿Aceite de coco en el motor del cuero cabelludo?

Aunque no se observó ninguna diferencia significativa entre la microbiota bacteriana del grupo sano y la del grupo con caspa, el tratamiento con aceite de coco permitió, en los dos grupos, un aumento de las bacterias implicadas en el metabolismo de la biotina. Esta vitamina B es esencial para el mantenimiento de una piel y un cuero cabelludo sanos. También se conoce por reducir la inflamación. Aunque sean necesarios estudios complementarios para comprender los mecanismos subyacentes, según los investigadores, el efecto positivo del aceite de coco sobre la composición y la función de las comunidades microbianas constituye la primera etapa hacia el restablecimiento prolongado de un cuero cabelludo sano.

Bibliografia:

Saxena, R., Mittal, P., Clavaud, C. et al. Longitudinal study of the scalp microbiome suggests coconut oil to enrich healthy scalp commensals. Sci Rep 11, 7220 (2021). https://doi.org/10.1038/s41598-021-86454-1