Papel de los virus de la microbiota intestinal en las enfermedades inflamatorias crónicas del intestino (EICI)

La disminución de la riqueza y diversidad bacteriana en las enfermedades inflamatorias del intestino se acompaña de una modificación significativa de la abundancia de bacteriófagos, esto es, virus asesinos de bacterias. Aunque han sido muy poco estudiados hasta ahora, podrían desempeñar un papel importante en el desarrollo de las EICI.

 

Las EICI (enfermedades inflamatorias crónicas del intestino), en especial la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa, son enfermedades crónicas que alternan brotes y fases de remisión. Guardan relación con alteraciones de la microbiota intestinal y se caracterizan por una disminución de la diversidad bacteriana combinada con una reducción de la abundancia de algunas especies. Sin embargo, cada vez más estudios apoyan la idea de una alteración concomitante de otros residentes de este ecosistema –los virus– que se manifiesta por una modificación global de su diversidad y por un aumento específico de virus dañinos.

Abundancia de virus «asesinos»

Para identificar a los virus implicados en las EICI, un equipo internacional estudió la microbiota intestinal de pacientes con enfermedad de Crohn o colitis ulcerosa durante los brotes o las remisiones, así como la de controles. Los resultados muestran que el 70% de estos últimos tienen en común dos grandes grupos de virus que forman un «núcleo viral», el cual está ausente en caso de enfermedad. En su lugar, se encuentran una multitud de bacteriófagos lisogénicos, temibles virus que destruyen a las bacterias beneficiosas, lo cual podría explicar la menor diversidad bacteriana observada en la microbiota intestinal de los pacientes afectados. Por otra parte, los autores encontraron diferencias entre las dos enfermedades. Por ejemplo, los cambios en la composición viral y bacteriana de la microbiota intestinal son más importantes en los pacientes con la enfermedad de Crohn, mientras que en los pacientes con colitis ulcerosa, estos cambios no son muy notorios entre las fases de remisión y los brotes, sin que se sepa muy bien por qué.

Nuevo enfoque

El análisis conjunto de las bacterias y virus de la microbiota intestinal ofrece una mejor perspectiva de las alteraciones que se producen en las enfermedades inflamatorias del intestino. Este enfoque podría facilitar, con el tiempo, el desarrollo de biomarcadores útiles para el diagnóstico y de nuevas estrategias terapéuticas.

 

Bibliografia :

Clooney A.G. et al. Whole-virome analysis sheds light on viral dark matter in inflammatory bowel disease. Cell Host & Microbe. 2019 ; https://doi.org/10.1016/j.chom.2019.10.009