Relación entre el trastorno por déficit de atención y la alteración de la microbiota intestinal

Una alteración de la microbiota intestinal podría estar implicada en el desarrollo del trastorno por déficit de atención con o sin hiperactividad (TDAH), según un estudio chino que sostiene la hipótesis de que los microorganismos intestinales tienen un papel en las enfermedades psiquiátricas.

 

El trastorno por déficit de atención con o sin hiperactividad (TDAH) es un trastorno del desarrollo neurológico que aparece en la niñez. Sus causas son todavía poco conocidas, pero se sospecha de la implicación de factores de riesgo ambientales como la exposición in utero a antibióticos o el parto por cesárea, dos eventos que alteran el establecimiento temprano de la microbiota intestinal en el niño. Sin embargo, hasta el momento ningún estudio ha abordado la relación entre el TDAH y la composición de la microbiota intestinal, la cual desempeña un papel comprobado en algunas enfermedades psiquiátricas (esquizofrenia, trastorno bipolar, depresión).

Una microbiota intestinal diferente

En este contexto, un equipo de investigadores chinos intentó determinar si la microbiota intestinal de pacientes con TDAH era diferente de la de personas que no padecen el trastorno y si existía una asociación entre las diferencias observadas y los síntomas de la enfermedad. Se recogieron las heces de 83 niños (51 con TDAH y 32 sanos) para comparar las microbiotas intestinales. Si bien no detectaron diferencias en términos de diversidad microbiana, los investigadores observaron que tres géneros bacterianos —incluido Faecalibacterium— eran mucho menos abundantes en los niños con TDAH que en los niños sanos. Al profundizar en sus investigaciones sobre la base de la información aportada por los padres, concluyeron que cuanto menos abundante era Faecalibacterium en la microbiota, más pronunciados eran los síntomas de la enfermedad.

Faecalibacterium: ¿nuevo marcador del TDAH?

Estos resultados completan los de estudios anteriores que demostraron una relación entre una baja cantidad de Faecalibacterium y diversos trastornos psiquiátricos (depresión, trastorno bipolar), así como de otros estudios que se realizaron en la población adulta con TDAH, la cual presentaba una mayor abundancia de determinadas bacterias. Según los autores, este nuevo estudio confirma el papel de la microbiota intestinal en el desarrollo de trastornos psiquiátricos. En particular, Faecalibacterium podría representar un nuevo marcador del TDAH si en el futuro se confirmara su papel en la enfermedad.

 

Bibliografia :

Jiang et al. Gut microbiota profiles in treatment-naïve children with attention deficit hyperactivity disorder. Behavioural Brain Research 347 (2018) 408–413