Alergia al huevo: papel de la microbiota intestinal temprana

Justo por detrás de la alergia a la leche de vaca, la alergia al huevo ocupa la segunda posición en la clasificación de alergias alimentarias infantiles. Afecta a casi el 10% de los niños alérgicos menores de tres años. Si bien las variaciones de la microbiota intestinal temprana ya se han relacionado en la literatura científica con la sensibilización o con el desarrollo de alergias a ciertos alimentos, ¿qué ocurre con la alergia al huevo?

El aumento vertiginoso de la incidencia de alergias alimentarias, incompatible con la temporalidad de la evolución genética, obliga a los investigadores a ampliar su estudio para comprender mejor los procesos implicados. Mientras las alergias, al igual que otras enfermedades, son objeto de una revisión en los últimos años a la luz de los nuevos conocimientos adquiridos sobre la microbiota, algunos trabajos recientes se centran por primera vez en la relación entre la microbiota intestinal temprana y la alergia al huevo11. Al estudiar a niños con edades entre tres y seis meses en el momento del reclutamiento, el 46% de ellos eran alérgicos exclusivamente al huevo y el 71% tenían sensibilización al huevo. Los análisis de heces permitieron caracterizar sus microbiotas intestinales, que se completaron con análisis sanguíneos y cutáneos para seguir la evolución de su sensibilización o alergia. La mayor parte de los niños alérgicos, a los que se siguió de forma regular hasta la edad de ocho años, ya no estaban enfermos algunos años más tarde.

La microbiota intestinal de los alérgicos: entre la sorpresa y la continuidad

Este seguimiento a largo plazo muestra que la microbiota intestinal temprana de los niños alérgicos al huevo está mucho más diversificada que la del grupo de control, un resultado a priori sorprendente si lo comparamos a lo que indica la literatura científica, la cual se hace eco de teorías a veces opuestas sobre otras afecciones como la obesidad. Sin embargo, los resultados anteriores relativos al asma y la microbiota respiratoria fueron comparables12, lo cual debería alertar a los investigadores, quienes conocen los orígenes comunes entre las dos alergias y no se limitan a la diversidad microbiana para explicar el papel de la microbiota en la enfermedad. La microbiota intestinal de los niños alérgicos al huevo está compuesta, por otro lado, de familias de bacterias diferentes a la de los niños sanos, siendo algunas (Lachnospiraceae y Streptococcaceae) más abundantes en los primeros. Otras, como las bacterias lácticas cuyos efectos protectores frente a la alergia ya se han observado en animales, eran más abundantes en los segundos. Gracias a análisis genéticos más profundos, los investigadores lograron observar que algunas bacterias presentes en la microbiota intestinal de los niños alérgicos al huevo modificaban el metabolismo de la purina, molécula presente en el organismo muy implicada en algunas reacciones biológicas y cuya relación con la alergia a los cacahuetes en niños ya se ha demostrado13.

Queda por dilucidar el papel de las bacterias residentes

Al finalizar los ocho años del estudio, la alergia al huevo había desaparecido en el 60% de los niños afectados inicialmente. Sin embargo, los investigadores no observaron una diferencia significativa en la microbiota intestinal temprana en función de la persistencia o desaparición de la alergia. Queda por confirmar este resultado mediante estudios a mayor escala, que deberán también explorar el papel de las bacterias residentes. En todo caso, los descubrimientos ya realizados abren el camino hacia una estrategia preventiva o terapéutica para esta alergia tan frecuente.

 
Allergie-Allergies-aux-oeufs-image-1

11 Fazlollahi M., Chun Y., Griechin A. & al. Early-life gut microbiome and egg allergy. Allergy. 2018;1–10
12 Huang YJ, Nelson CE, Brodie EL, et al. Airway microbiota and bronchial hyperresponsiveness in patients with suboptimally controlled asthma. J Allergy Clin Immunol. 2011;127:372-381. & Marri PR, Stern DA, Wright AL, Billheimer D, Martinez FD. Asthma associated differences in microbial composition of induced sputum. J Allergy Clin Immunol. 2013;131:346-352
13 Kong J, Chalcraft K, Mandur TS, et al. Comprehensive metabolomics identifies the alarmin uric acid as a critical signal for the induction of peanut allergy. Allergy. 2015;70:495-505