Infecciones respiratorias

La microbiota favorece la resistencia a las infecciones respiratorias pero el mecanismo subyacente aún no está bien definido. Un estudio reciente realizado en ratones gnotobiótico14 puso de manifiesto que las microbiotas intestinal y respiratoria intervienen en la respuesta inmunitaria cuando se produce una infección viral o bacteriana en las vías aéreas superiores, causada por Streptococcus pneumoniae o Klebsiella pneumoniae.

Los receptores NLR (receptores de tipo NOD) de las células innatas son activados por bacterias comensales de la microbiota, entre las que se encuentran Staphylococcus aureus y S. epidermidis en las vías aéreas superiores y Lactobacillus reuteri, L. crispatus, Enterococcus faecalis, así como Clostridium orbiscindens en el tracto digestivo. Esto supone la producción de IL-17A, probablemente debido a la activación de linfocitos Th17 en el intestino y de linfocitos, células NK y macrófagos alveolares en las vías respiratorias superiores, lo que conduce a una resistencia a la infección pulmonar por un mecanismo específico15.

PAPEL DEL FACTOR GM-CSF

La IL-17A actúa a nivel pulmonar y activa el factor GM-CSF (Granulocyte-Macrophage Colony-Stimulating Factor), que a su vez causa la activación de los macrófagos alveolares a través de la vía de transducción de señales ERK (Extracellular signal-Regulated Kinase), permitiendo de esta forma la neutralización del patógeno por la producción de especies reactivas del oxígeno (ROS). Aún se desconoce la razón por la cual se utiliza esta vía específica de transducción GM-CSF-ERK15.

Défenses-immunitaires-image-article-6

14 Dícese de aquellos modelos con una microbiota simplificada o incluso portadores de una sola bacteria (animales monoasociados) o portadores de bacterias con ciertas funciones anuladas
15 Brown RL et al. The microbiota protects against respiratory infection via GM-CSF signaling. Nat Commun. 2017 Nov 15