Cáncer: microbiota y eficacia de la quimioterapia

Vignette

Reconociendo que las primeras líneas de tratamiento contra el cáncer ofrecen una eficacia variable según los pacientes, un equipo de investigadores británicos logró demostrar en el nematodo (gusano redondo del cual varias especies tienen una vida parasitaria) que la eficacia de las fluoropirimidinas en el cáncer colorrectal estaba condicionada por la composición de la microbiota del huésped. Su modelo experimental permitió identificar además los procesos biológicos fundamentales que relacionan las vías bacterianas con la eficacia del medicamento. En este estudio, los autores explican que las bacterias de la microbiota pueden reforzar o inhibir los efectos de las fluoropirimidinas mediante un proceso de interconversión del medicamento en el que intervienen las vitaminas B6 y B9 y el metabolismo de ribonucleótidos de la bacteria. Además, las alteraciones observadas en desoxirribonucleótidos bacterianos aumentan la autofagia provocada por las fluoropirimidinas (principalmente el 5-fluorouracilo) y la muerte de las células hospedadoras. Este estudio podría preparar el camino para la identificación, , en el ser humano, de bacterias de la microbiota implicadas en el metabolismo de moléculas anticancerosas y permitir, a largo plazo, contemplar la administración de suplementos de probióticos en asociación con determinados tratamientos anticancerosos.

Bibliografia :
Scott TA. Et al. Host-Microbe Co-metabolism Dictates Cancer Drug Efficacy in C. elegans. Cell. 2017 Apr 20;169(3):442-456.e18.
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/labs/articles/28431245/