La microbiota intestinal podría reforzar la vacuna contra el rotavirus

Vignette

Resultados preliminares sugieren que se podría mejorar la eficacia de la vacuna contra el rotavirus mediante modificaciones específicas en la microbiota intestinal, dado que la eficacia de esta vacuna parece estar disminuyendo en los países en desarrollo donde la prevalencia del virus es mayor.

 

Mientras que en los países occidentales la vacuna contra el rotavirus es eficaz, en el África subsahariana y Asia, no lo es tanto. En estos lugares, la mortalidad asociada a diarreas infantiles por gastroenteritis graves todavía alcanza varias decenas de miles. La microbiota intestinal podría estar implicada en ello ya que se observa una correlación entre una baja proporción de Gammaproteobacteria, una alta tasa de Bacteroidetes y una escasa inmunogenicidad de la vacuna. Un grupo de investigadores holandeses y americanos estudió los efectos de una antibioterapia adyuvante a la vacuna basándose en la capacidad que tiene la vancomicina para anular las variaciones de estas dos poblaciones bacterianas.

Mejora de la respuesta con vancomicina

Se reclutó a una cohorte de 63 adultos holandeses cuyo seguimiento duró 16 meses. Los participantes fueron divididos en tres grupos y recibieron 7 días de tratamiento con vancomicina, o 7 días de tratamiento con antibióticos de amplio espectro (vancomicina, ciprofloxacino y metronidazol), o ningún antibiótico. A las 36 horas de finalizar la antibioterapia, todos recibieron una de las dos vacunas de virus vivo presentes en el mercado. Para la evaluación de la respuesta inmunitaria se midieron la concentración de IgA en sangre y la cantidad de antígenos eliminados en heces. Al inicio del estudio, la concentración de IgA era alta en todos los sujetos y el 38% de los voluntarios del grupo tratado con vancomicina presentaron un ligero pico de IgA a los 7 días. La eliminación fecal de antígenos de rotavirus fue significativamente mayor en este último grupo. Los científicos concluyeron que el tratamiento con vancomicina había inducido, por tanto, un aumento en la respuesta inmunitaria.

Compuestos bacterianos inmunomoduladores

A nivel microbiano e independientemente del tipo de antibioterapia administrada, la inmunogenicidad de la vacuna se debe a una mayor abundancia de Enterobacteriaceae(familia perteneciente a las Proteobacterias) y una menor abundancia de Prevotellaceae (familia perteneciente a los Bacteroidetes). Según los autores, los lipopolisacáridos bacterianos pueden estabilizar a los viriones, lo que favorecería su replicación y, por tanto, una reacción inmunitaria mayor. Además, la estructura de los LPS de las Proteobacterias tiende a estimular a las citoquinas, a diferencia de lo que sucede con los LPS de los Bacteroidetes. En general, el modo de acción de los antibióticos consiste en reducir la cantidad de bacterias responsables de la tolerancia inmunitaria y/o aumentar la proporción de bacterias que favorecen la inmunidad de la mucosa intestinal.

Alternativas a la antibioterapia adyuvante

Conviene matizar estos resultados ya que la población incluida en el estudio (participantes adultos de raza blanca ya expuestos al rotavirus) difiere de la población a la que va dirigida la vacuna contra el rotavirus (lactantes seronegativos*). De confirmarse, estas primeras observaciones no llevarían a la utilización de la vancomicina como adyuvante a la vacuna (demasiado costosa y muy yatrogénica), sino al uso de probióticos o incluso a la identificación de metabolitos o compuestos celulares bacterianos que favorezcan la replicación viral y, por tanto, una mejor respuesta a la vacuna.

 

* Las gastroenteritis por rotavirus suelen aparecer entre los 6 meses y los 2 años de edad.

 

Bibliografia :

Harris VC et al. Effect of Antibiotic-Mediated Microbiome Modulation on Rotavirus Vaccine Immunogenicity: A Human, Randomized-Control Proof-of-Concept Trial. Cell Host Microbe, 2018 Aug 8;24(2):197-207.e4

Evans AS. Viral Infections of Humans: Epidemiology and Control. Springer Science & Business Media, 11 nov. 2013