Embarazo y aumento de peso: la implicación de la microbiota intestinal

Vignette

Un estudio finlandés proporciona nuevos datos en el estudio de la microbiota intestinal durante el embarazo y su implicación en el aumento de la masa corporal de las mujeres embarazadas.

 

El embarazo es un periodo de grandes alteraciones hormonales, metabólicas e inmunológicas. La microbiota intestinal no es una excepción: en la actualidad se sabe que se ve afectada por la obesidad maternal y que tiene un impacto tanto en la salud de la madre como en la del niño que va a nacer. Un grupo de investigadores intentó determinar si también está relacionada con el aumento de peso de las parturientas.

Dos poblaciones bacterianas predominantes

Tal y como se esperaba, el análisis de las microbiotas a las 24 semanas de embarazo demostró un predominio de bacterias pertenecientes a los filos Firmicutes (53,3 % de las mujeres) y Bacteroidetes (45,9 %): dos filos que representan la mayoría de las bacterias que componen la flora intestinal en los humanos. A continuación, los investigadores dividieron la cohorte en dos grupos en función del predominio de Firmicutes o de Bacteroidetes (28 sujetos frente a 18) con el objetivo de establecer una correlación entre esos datos y las características clínicas.

¿Cuál es la bacteria predominante en caso de aumento de peso?

Los investigadores demostraron que el aumento de peso en las mujeres durante el transcurso del embarazo era superior en el grupo con predominio de Bacteroidetes en el que un 61 % de las mujeres tenían un peso inicial normal. De forma paralela, el grupo Firmicutes —de mayor tamaño— se componía de un 85,7 % de mujeres con un peso normal antes del embarazo.  Sin embargo, no se pudo establecer ninguna correlación entre el IMC previo al embarazo y la composición de la microbiota.

Reducción de la diversidad bacteriana

Otro punto importante es la disminución de la diversidad bacteriana observada en las madres con predominio de Bacteroidetes. Esta observación sugiere que existe una correlación entre un ecosistema intestinal sano y un grado elevado de diversidad microbiana, al contrario de lo que sucede en las enfermedades inflamatorias intestinales o en la obesidad, por ejemplo. Este estudio tiene a confirmar la hipótesis según la cual existe una relación entre la composición de la microbiota digestiva y el aumento de peso durante el embarazo. Aun así, se deberán realizar estudios complementarios con cohortes más numerosas de mujeres embarazadas que tengan en cuenta la dieta, entre otros factores, con el objetivo de profundizar en esta relación.

 

Bibliografia :

Aatsinki, A.-K. et al. Gut Microbiota Composition in Mid-Pregnancy Is Associated with Gestational Weight Gain but Not Prepregnancy Body Mass Index. J Womens Health (Larchmt) (2018). doi:10.1089/jwh.2017.6488