Autismo: ¿existe una relación entre la variación de la microbiota intestinal y la severidad de los trastornos?

Un estudio estadounidense evalúa por primera vez los cambios de comportamiento en niños que padecen trastornos del espectro autista (TEA) en relación con la composición de la microbiota intestinal a lo largo del tiempo.

Fecha de publicación 15 Junio 2021
Fecha de actualización 06 Octubre 2021

Acerca de este artículo

Fecha de publicación 15 Junio 2021
Fecha de actualización 06 Octubre 2021

La observación de una disbiosis intestinal y de problemas gastrointestinales es frecuente en los niños que padecen trastornos del espectro autista (TEA). Además, existen pruebas cada vez más contundentes que apoyan el papel de la microbiota intestinal en la modulación de la señalización cerebral, lo que comúnmente se llama el eje intestino-cerebro. Sin embargo, los trabajos de investigación centrados en la relación entre composición microbiana y TEA produjeron resultados contradictorios que subrayan la complejidad de esta enfermedad y la necesidad de establecer un protocolo de estudio más sofisticado. Con este objetivo, unos investigadores estadounidenses:

  • compararon la composición de la microbiota intestinal de pacientes jóvenes con un TEA con controles en Arizona y Colorado, para comprender si la localización geográficas podía tener un impacto en la microbiota intestinal.
  • efectuaron un (sidenote: Los individuos procedentes de Arizona no participaron en el estudio longitudinal. )  para evaluar las relaciones entre los síntomas gastrointestinales, la alimentación, la composición de la microbiota intestinal y la severidad de los síntomas comportamentales.

Efectos de la localización geográfica sobre la microbiota


Los investigadores demostraron que la composición de la microbiota intestinal difería entre los pacientes de Arizona y Colorado: los niños de Arizona presentaban una diversidad mayor que los de Colorado. Una sorpresa para los investigadores, que habían utilizado los mismos métodos de recogida de heces, extracción del ADN y secuenciación. Mediante un nuevo análisis cruzado de muestras de Colorado realizado en Arizona, demostraron que el lugar de extracción del ADN no tenía influencia sobre la diversidad microbiana. Los investigadores demostraron también que los síntomas gastrointestinales eran más importantes en los pacientes con TEA que en los controles de Arizona, pero no los de Colorado. Según los investigadores, esto confirma la importancia del lugar del estudio en la composición de la microbiota intestinal y demuestra que estas diferencias de síntomas gastrointestinales en niños con TEA pueden explicar los resultados incoherentes publicados en la literatura científica.

Correlación entre el empeoramiento del lenguaje y la diversidad de la microbiota

El análisis longitudinal mostró una asociación entre el aumento de la severidad de los trastornos del comportamiento y las modulaciones de la microbiota intestinal. En especial, una disminución de la diversidad de la microbiota intestinal a lo largo del tiempo se relaciona con un aumento de la severidad de las alteraciones comportamentales: empeoramiento del lenguaje, letargo, retraimiento social en los individuos con TEA, etc. En cambio, los autores no observaron ninguna relación significativa entre los comportamientos asociados a los TEA y los síntomas gastrointestinales o la dieta. Según los autores, son necesarios estudios multicéntricos y longitudinales complementarios, con más participantes, para caracterizar las relaciones entre el TEA y la microbiota intestinal.

en_view en_sources