La microbiota oral modula el riesgo de cáncer de páncreas

Vignette

El análisis de la microbiota oral de los participantes de dos grandes estudios prospectivos de oncología permitió identificar cepas bacterianas cuya presencia se asocia, o no, al riesgo de desarrollar cáncer de páncreas.

 

Se sabe desde hace mucho tiempo que existe una asociación entre el riesgo de desarrollo de cáncer de páncreas, una mala higiene bucodental y los antecedentes de patologías gingivales. Sin embargo, se desconocen las relaciones causales implicadas. Esta incertidumbre incitó a un equipo estadounidense a interesarse por las posibles relaciones entre la microbiota oral (más de 700 tipos de bacterias) y el cáncer de páncreas. El estudio consistió en el análisis de muestras de saliva de 361 pacientes y 371 controles pertenecientes a dos grandes cohortes estadounidenses*.

Confirmación del efecto bacteriano

Se determinó la composición de la microbiota bucal mediante la secuenciación del ARN 16S con el fin de evaluar la correlación entre el tipo de microorganismo y el riesgo de cáncer de páncreas. De esta forma, los investigadores lograron identificar poblaciones bacterianas con efectos opuestos. La presencia de las especies Porphyromonas gingivalis y Aggregatibacter actinomycetemcomitans, dos patógenos orales que se encuentran frecuentemente en las enfermedades periodontales, se asocia a un aumento del riesgo de cáncer de páncreas. Por el contrario, altas concentraciones de bacterias pertenecientes al filo de las Fusobacterias, entre ellas el género Leptotrichia, guardan relación con una reducción de dicho riesgo. El equipo descartó posteriormente una posible relación entre la concentración de las bacterias de interés y el consumo de tabaco y/o de alcohol, dos factores de riesgo conocidos. Asimismo, excluyeron una posible influencia del propio cáncer de páncreas en la evolución de la microbiota bucal, descontando los casos surgidos durante los dos años posteriores al muestreo.

Marcadores no invasivos

La relación establecida entre la microbiota oral y el cáncer de páncreas supone un avance en el tratamiento de la enfermedad gracias, en particular, a un mayor conocimiento de su etiología. Las bacterias P. gingivalis y A. actinomycetemcomitans, asociadas a un mayor riesgo de contraer la enfermedad, podrían utilizarse igualmente como marcadores no invasivos. Según los investigadores, esta estrategia predictiva debe combinarse con buenas prácticas de higiene bucodental, una reducción del consumo de tabaco o una pérdida de peso.

 

*Cancer Prevention Study II (American Cancer Society), Prostate, Lung, Colorectal and Ovarian Cancer Screening Trial (National Cancer Institute).

 

Bibliografia :

Fan X, et al. : Human oral microbiome and prospective risk for pancreatic cancer: a population-based nested case-control study, Gut 2017;67:120–127. doi:10.1136/gutjnl-2016-312580.