Espacio para
profesionales
Acceso al
público general

Diabetes

La diabetes tipo 2 no deja de avanzar en el mundo y las medidas higiénico-dietéticas de prevención no son suficientes. Modular la microbiota intestinal podría convertirse en una herramienta de diagnóstico o de terapia.

Une prévalence en augmentation

En 1980, los pacientes con diabetes representaban el 4,7 % de la población mundial adulta. Desde entonces, esta cifra prácticamente se ha duplicado, concretamente en los países de ingresos bajos o medios1,2. En el 90 % de los casos, se trata de una diabetes de tipo 2 (DT2). La OMS prevé que la enfermedad será la séptima causa de mortalidad mundial en 20301.

Aumento de la prevalencia

La DT2 es la que más suele estar vinculada al sobrepeso y a la vida sedentaria, que provocan trastornos del metabolismo, relacionados con una inflamación y la pérdida de sensibilidad de las células a la insulina1,3. DExisten numerosos estudios que sugieren que esta patología está relacionada con disbiosis3-9. En animales, un perfil bacteriano concreto de la microbiota intestinal es el origen de este problema metabólico6. La abundancia de Akkermansia muciniphila, está inversamente relacionada con la masa corporal y con la intolerancia a la glucosa en ratones10. Estos desequilibrios de la microbiota intestinal podrían ser partícipes de los fenómenos inflamatorios y podrían tener un papel importante en el desarrollo y la gravedad de la enfermedad4,5. Por lo general, la microbiota intestinal de los pacientes con diabetes no está tan diversificada como en los sujetos no diabéticos11 con, por ejemplo11, una disminución de las especies bacterianas productoras de butirato9,11,12 y un aumento de Lactobacillus en algunos pacientes12-14.

Diagnóstico y tratamiento: papel de la microbiota

El cuidado de la diabetes se basa, en primer lugar, en medidas higiénico-dietéticas y, en caso necesario, en la toma de hipoglucémicos o insulina. Además, podría utilizarse el descubrimiento de una huella bacteriana concreta, vinculada a anomalías metabólicas, para identificar a los pacientes en riesgo. Asimismo, tratar estas disbiosis, modulando la microbiota mediante la utilización de probióticos y prebióticos, podría formar parte del arsenal terapéutico para luchar contra la DT2. Es el objetivo de los estudios realizados en pacientes obesos y diabéticos que han seguido una dieta hipocalórica. Los autores demuestran que la presencia de A. muciniphila está asociada a un mejor estado metabólico y a una mejora de la sensibilidad a la insulina15.

Sources : 

1. OMS, Diabète avril 2016. http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs312/fr/
2. IDF Diabetes Atlas http://www.diabetesatlas.org/ 
3. Jin C, Henao-Mejia J, Flavell RA. Innate immune receptors: key regulators of metabolic disease progression. Cell Metab 2013 ; 17 : 873-82 http://www.cell.com/cell-metabolism/fulltext/S1550-4131(13)00201-5
4. Cani PD et al. Metabolic endotoxemia initiates obesity and insulin resistance. Diabetes 2007 ; 56 : 1761-72.

5. Cani PD  et al. Selective increases of bifidobacteria in gut microflora improve high-fat-diet induced diabetes in mice through a mechanism associated with endotoxaemia. Diabetologia 2007 ; 50 : 2374-83. https://link.springer.com/article/10.1007%2Fs00125-007-0791-0
6. Matteo S et al.. Metabolic adaptation to a high-fat diet is associated with a change in the gut microbiota.. Gut, BMJ Publishing Group, 2012, 61 (4), pp.543-53.
7. Backhed F  et al. The gut microbiota as an environmental factor that regulates fat storage. Proc Natl Acad SciUSA 2004 ; 101 : 15718-23.

8. Serino M  et al. Metabolic adaptation to a high-fat diet is associated with a change in the gut microbiota. Gut 2012 ; 61 : 543-53.
9. Turnbaugh PJ, Backhed F, Fulton L, Gordon JI. Diet- induced obesity is linked to marked but reversible alterations in the mouse distal gut microbiome. Cell Host Microbe 2008 ; 3 : 213-23.
10. Le Chatelier E  et al. Richness of human gut microbiome correlates with metabolic markers. Nature 2013 ; 500 : 541-6.
11. Everard A  et al. Cross-talk between Akkermansia muciniphila and intestinal epithelium controls diet-induced obesity. Proc Natl Acad Sci USA 2013;110:9066–71
12. Qin J  et al. A metagenome-wide association study of gut microbiota in type 2 diabetes. Nature 2012 ; 490 : 55-60.

13. Karlsson FH  et al. Gut metage- nome in European women with normal, impaired and diabetic glucose control. Nature 2013 ; 498 : 99-103.
14. Sato J  et al. Gut dysbiosis and detection of “live gut bacteria” in blood of Japanese patients with type 2 diabetes. Diabetes Care 2014 ; 37 : 2343-50.

15. Dao MC  et al. Akkermansia muciniphila and improved metabolic health during a dietary intervention in obesity: relationship with gut microbiome richness and ecology. Gut 2016 ; 65 : 426-36.

Las patologías

  • Malnutrición infantil

    La malnutrition infantile n’est pas liée uniquement à un déficit ou un excès de prises alimentaires. Le microbiote in...

    Voir
  • Nutrición enteral

    La nutrición enteral está asociada a una disbiosis de la microbiota que frecuentemente provoca diarrea. Se ha demostrado...
    Voir
  • Dislipidemias

    Las dislipidemias son frecuentes en la población general y aumentan considerablemente los riesgos cardiovasculares. Su t...
    Voir
  • Síndrome metabólico

    Hiperglucemia, hipercolesterolemia, hipertensión, etc.: la composición de la microbiota intestinal influye en...

    Voir
  • Enfermedades hepáticas

    Voir
Newsletter

Para recibir el Newsletter, por favor introduzca el email que utilizó para registrarse

Resumen del BMI

Biocodex Microbiota Institute, referencia internacional sobre la microbiota

Voir

Elija el idioma en el que desea recibir el boletín