Efectos de la nicotina en la microbiota y el cerebro en función del sexo

Vignette

Un equipo de investigadores estadounidenses demuestra que los efectos de la nicotina en la microbiota intestinal, el metabolismo bacteriano y el eje intestino-cerebro podrían ser diferentes en función del sexo.

 

Por primera vez, un estudio analiza los efectos de la nicotina en la microbiota y las señales químicas neuroactivas en función del sexo biológico, el cual influye en la composición de la microbiota. Los investigadores estudiaron las bacterias intestinales, la expresión de genes y los metabolitos en ratones (machos y hembras) tras un  periodo de exposición de 13 semanas a la nicotina por vía oral.

Menor aumento de peso en los machos

El análisis confirmó que la toma de nicotina modifica la comunidad bacteriana intestinal y que este efecto depende del sexo ya que el aumento o la disminución de numerosos componentes bacterianos son diferentes entre los animales machos y las hembras. Por ejemplo, el género Christensenellaceae disminuyó más en las hembras que en los machos. Este género suele ser más abundante en personas con IMC bajo. De hecho, la ganancia de peso de los ratones macho fue mucho menor que la de los ratones de control, lo cual no se observó en las hembras. De ahí la importancia de examinar el metabolismo bacteriano y su estrecha relación con la homeostasis energética.

Modificación del metabolismo diferente en función del sexo

El metabolismo de los carbohidratos estaba alterado tanto en las hembras como en los machos. Más concretamente, los machos presentaban un aumento de la expresión de los genes de la síntesis del acetato. Según algunos estudios, el aumento del acetato en el colon puede aumentar su concentración cerebral y reducir el apetito. Estos resultados confirman los hallazgos en humanos y demuestran que la exposición a la nicotina induce efectos diferentes en función del sexo biológico.

Consecuencias en los metabolitos

Las alteraciones de aminoácidos neurotransmisores o precursores eran diferentes en función del sexo, al igual que las de los metabolitos que modifican la actividad neuronal. Las hembras presentaban aumentos de compuestos como la tirosina y el GABA*. Se hizo la misma observación en los machos, aunque se observó además una disminución de la glicina. Estas diferencias entre los efectos de la nicotina en los neurotransmisores podrían ofrecer una pista para comprender los mecanismos de adicción, diferentes según el sexo. La acción de la nicotina en el cerebro demuestra ser más compleja de lo que se pensaba. Su acción en la microbiota intestinal y la alteración del funcionamiento de los genes y del metabolismo dependería, además, del sexo del sujeto. Según los autores, se necesitan más investigaciones para analizar los efectos precisos de estas modificaciones en la homeostasis hormonal del cerebro y en el comportamiento.

 

* GABA = ácido gamma-aminobutírico, principal neurotransmisor inhibidor del sistema nervioso central

 

Bibliografia :

L. Chi et al., « Nicotine Alters the Gut Microbiome and Metabolites of Gut-Brain Interactions in a Sex-Specific Manner », Chem. Res. Toxicol., vol. 30, nᵒ 12, p. 2110‑2119, déc. 2017.