El autotrasplante fecal para corregir la disbiosis post-antibioterapia

Vignette

Según un estudio estadounidense, el autotrasplante fecal en pacientes tratados con injertos alogénicos de células madre hematopoyéticas es capaz de producir una restauración completa de la microbiota intestinal dañada por la antibioterapia administrada durante el tratamiento.

 

Un injerto de células madre hematopoyéticas alogénicas va acompañado de una antibioterapia cuyo objetivo es prevenir o reducir la aparición de infecciones. Si bien este tratamiento es imprescindible, empobrece la microbiota intestinal y aumenta el riesgo de complicaciones (infección sistémica, enfermedad injerto contra huésped…) y de fallecimiento. Este debilitamiento inmunológico de los pacientes animó a los investigadores a estudiar los beneficios de un autotrasplante fecal con el objetivo de corregir la disbiosis post-antibioterapia. Se analizó a lo largo del tiempo la diversidad de la microbiota intestinal de 25 pacientes (14 tratados con auto-TMF y 11 controles) que recibieron un injerto de células madre hematopoyéticas y posteriormente antibióticos.

Restauración completa de la microbiota tras el trasplante fecal

Los resultados mostraron que todos los pacientes sometidos a un autotrasplante fecal conseguían la restauración de su microbiota intestinal original a los cien días de haber recibido el injerto con células madre. Se observó un aumento notable de la abundancia de bacterias pertenecientes a las familias Lachnospiraceae y Ruminococcaceae, así como del filo Bacteroidetes, bacterias comensales conocidas por su participación en la regulación inmunitaria. Por el contrario, los 11 controles sólo recuperaron de forma parcial sus poblaciones bacterianas de origen. Estas observaciones corroboran los resultados de trabajos anteriores realizados en más de 700 pacientes, donde se destaca el comienzo de una lenta recuperación de la diversidad bacteriana hacia el día cincuenta tras el injerto alogénico de células madre hematopoyéticas, que no se completa hasta alcanzados los 100 días.

Restablecimiento de las funciones bacterianas

Un análisis metagenómico confirmó que la restauración de poblaciones bacterianas comensales va acompañada de una recuperación de sus funciones beneficiosas en el organismo y de una reducción de los efectos negativos relacionados con la disbiosis inducida por la antibioterapia: resistencia a los péptidos antimicrobianos, estimulación de vías asociadas a la virulencia microbiana, formación de biopelículas o agotamiento de ciertas vías metabólicas microbianas, etc. En la lucha contra los efectos disruptivos de la antibioterapia, el autotrasplante fecal aporta un beneficio terapéutico que podría ser aprovechado para mejorar la supervivencia de los pacientes receptores de injertos alogénicos de células madre hematopoyéticas.

 

Bibliografia :

Y. Taur, K. Coyte, J. Schluter, et al. Reconstitution of the gut microbiota of antibiotic-treated patients by autologous fecal microbiota transplant. Sci. Transl. Med. 10, eaap9489 (2018)

Crédito de la fotografía :

Assistance Publique – Hôpitaux de Paris (Hôpital Saint-Antoine)