Microbiota lingual, ¿un biomarcador de cáncer pancreático?

Vignette

La presencia de cáncer de páncreas modificaría la composición bacteriana de la microbiota de la lengua. Esta disbiosis característica podría conducir al desarrollo de nuevas herramientas diagnósticas.

 

El cáncer de páncreas, de evolución clínica silenciosa, se diagnostica de forma tardía y representa la séptima causa de muerte por cáncer en el mundo. La identificación de biomarcadores específicos para garantizar un tratamiento precoz se ha convertido en una prioridad de salud pública. A este respecto, las microbiotas y sus disbiosis, frecuentes en el cáncer, suponen una vía de investigación innovadora. Un equipo de investigación chino se interesó en las características microbianas de la lengua de pacientes con cáncer de páncreas: un enfoque original que tiene sus raíces en la medicina tradicional china, según la cual la lengua revela el estado fisiopatológico de numerosos órganos y de la progresión de la enfermedad.

Aumento significativo de la diversidad microbiana en los enfermos

Los investigadores determinaron las poblaciones bacterianas de biofilms linguales de 30 individuos con cáncer de cabeza pancreática y de 25 controles sanos. La secuenciación del ARNr 16S permitió la identificación de 158 OTU* en toda la cohorte, cuya distribución mostraba una relación con el estado de salud de los participantes. El cáncer pancreático se asocia con un aumento de la diversidad microbiana (mayor abundancia de 43 OTU incluyendo Leptotrichia, Fusobacterium, Rothia, Actinomyces, Corynebacterium, Atopobium, Peptostreptococcus, Catonella, Oribacterium, Filifactor, Campylobacter, Moraxella y Tannerella). Por el contrario, se observó una menor cantidad de los géneros Haemophilus, Porphyromonas y Paraprevotella en comparación con los individuos sanos. Esta disbiosis lingual podría afectar a la composición de la microbiota intestinal y de la microbiota pancreática por conducto de la circulación sanguínea, favoreciendo de esta forma los mecanismos inmunitarios e inflamatorios relacionados con el desarrollo del cáncer.

En busca de un diagnóstico temprano

El equipo de investigación hace notar que unas concentraciones elevadas de Leptotrichia y Fusobacterium, asociadas con bajas concentraciones de Haemophilus y Porphyromonas, permiten diferenciar entre enfermos e individuos sanos. Por este motivo, los investigadores consideran que la microbiota lingual podría ser un biomarcador de cáncer pancreático. Esto lleva a considerar el desarrollo de herramientas que faciliten el diagnóstico precoz o incluso la prevención de la enfermedad. Será necesario confirmar esta hipótesis a mayor escala, y ampliar los análisis a los microorganismos intestinales y salivares de los pacientes.

 

*OTU: Operational Taxonomic Unit (Unidad taxonómica operativa). La noción de especie genera dudas en relación a las bacterias: se habla más bien de OTU para definir un conjunto de bacterias que presentan un grado de similitud superior al 97%

 

Bibliografia :

Lua H, Renb Z, Li A et al. Tongue coating microbiome data distinguish patients with pancreatic head cancer from healthy controls, Journal of oral microbiology, 2019, vol. 11, 1563409, doi.org/10.1080/20002297.2018.1563409