¿Y si manipular la microbiota mejorara la respuesta a la inmunoterapia?

Actu PRO : Et si manipuler le microbiote améliorait la réponse à l’immunothérapie ?

La microbiota intestinal podría modular las respuestas a la inmunoterapia. Aunque es demasiado pronto para proponer un cóctel de probióticos científicamente validado, se debe hacer un uso razonable de los antibióticos durante la terapia.

 

Cada vez son más numerosos los ensayos clínicos que se interesan por la inmunoterapia con células CAR-T, que es más eficaz y menos tóxica que la quimioterapia. Utiliza linfocitos T genéticamente modificados para dotarlos de un receptor antigénico quimérico (chimeric antigen receptor o CAR) que les permite reconocer específicamente a las células tumorales y destruirlas. Si bien se han obtenido resultados impresionantes en algunos pacientes, la respuesta clínica a los linfocitos CAR-T es muy heterogénea.

Hipótesis planteada por los autores

En esta revisión, los autores emiten la hipótesis de que una manipulación de la microbiota intestinal podría mejorar la repuesta a los linfocitos CAR-T, aunque, por el momento, no existen resultados publicados que demuestren este efecto. El único estudio disponible (un estudio de observación monocéntrico), realizado en 25 pacientes que recibieron células CAR T, muestra que los respondedores tienen una composición microbiana diferente de los no respondedores, lo cual apunta hacia posibles asociaciones entre los taxones intestinales y la respuesta a los linfocitos CAR-T. Sin embargo, para formular su hipótesis, los autores se apoyan en un conjunto de argumentos: pruebas preclínicas y clínicas crecientes que explican los mecanismos de escape en los pacientes que no responden a las células CAR-T; pruebas clínicas de mejoría de la respuesta al tratamiento con inhibidores de los puntos de control inmunitario (ICI*) gracias a la manipulación de la microbiota intestinal (diversidad y composición); por último, características inmunológicas comunes entre las células CAR-T e ICI.

¿Cuáles son las recomendaciones prácticas?

Si se confirmara la implicación de la microbiota en la respuesta al tratamiento con linfocitos CAR-T, significaría que la administración de antibióticos de amplio espectro durante la inmunoterapia puede producir una disbiosis, una menor respuesta al tratamiento y una disminución de la supervivencia. En lo referente a los probióticos, aunque algunos géneros bacterianos podrían tener un efecto positivo sobre la respuesta a la inmunoterapia, los resultados de los ensayos clínicos no siempre utilizan una estratificación uniforme de los taxones “favorables” y “desfavorables”. Además, falta definir un «cóctel» de bacterias vivas basado en un diseño racional. Mientras tanto, el equipo recomienda evitar los probióticos disponibles en el mercado durante el tratamiento del cáncer porque podrían diluir la flora intestinal natural y disminuir potencialmente su diversidad. Asimismo, el equipo aconseja no utilizar de manera imprudente antibióticos de amplio espectro durante la inmunoterapia y el tratamiento con células CAR-T.

 

*: puntos utilizados por los tumores para protegerse de los ataques del sistema inmunitario y que la terapia con ICI es capaz de bloquear para restaurar la función del sistema inmunitario.

 

Bibliografia :

Abid MB, Shah NN, Maatman TC et al. Gut microbiome and CAR-T therapy. Exp Hematol Oncol 8(31):1-10. 2019; doi : 10.1186/s40164-019-0155-8