Seis cosas que hay que saber sobre los antibióticos

Fecha de publicación 29 Octubre 2021
Fecha de actualización 18 Noviembre 2021

Acerca de este artículo

Fecha de publicación 29 Octubre 2021
Fecha de actualización 18 Noviembre 2021

1. Los antibióticos salvan vidas 

Desde el descubrimiento de la penicilina en 1928, el uso generalizado de los antibióticos ha permitido salvar varios millones de vidas. Junto con las vacunas, los antibióticos –principales armas en la lucha contra las infecciones bacterianas– han permitido prolongar cerca de veinte años la esperanza de vida.1

2. Los antibióticos no solo destruyen a las especies responsables de las infecciones, sino también a las bacterias beneficiosas

Intestino, vagina, pulmón, piel… Diversas partes de nuestro cuerpo contienen microorganismos (bacterias, hongos, virus). Reciben el nombre de microbiotas.2 Los antibióticos, aunque erradican los gérmenes patógenos responsables de la infección, también pueden destruir ciertas bacterias beneficiosas de nuestra microbiota y provocar un desequilibrio más o menos importante en este ecosistema. Es lo que se llama una (sidenote: Disbiosis La disbiosis no es un fenómeno homogéneo ya que varía en función del estado de salud de cada individuo. Se define generalmente como una alteración de la composición y funcionamiento de la microbiota, provocada por un conjunto de factores ambientales y relacionados con el individuo, que alteran el ecosistema microbiano. Levy M, Kolodziejczyk AA, Thaiss CA, et al. Dysbiosis and the immune system. Nat Rev Immunol. 2017;17(4):219-232. ) 3. Todas las microbiotas del cuerpo se ven afectadas: no solo la microbiota intestinal, sino también las microbiotas cutánea4, pulmonar5, ORL6, urinaria7 y vaginal8.

3. Los antibióticos pueden tener efectos secundarios 

Al producir una disbiosis, los antibióticos pueden tener consecuencias negativas para la salud. La principal complicación a corto plazo es la alteración del tránsito intestinal en algunos pacientes. Esto resulta generalmente en diarrea ya que la microbiota es menos capaz de cumplir con sus funciones protectoras. La diarrea asociada a los antibióticos suele ser de intensidad leve a moderada y su incidencia varía según la edad, el tipo de antibióticos, el contexto… Puede afectar hasta al 35%9,10,11 de los pacientes y, en los niños, el porcentaje puede llegar al 80%9. En el 10 al 20% de los casos, la diarrea se debe a una infección por Clostridioides difficile (C. difficile):11 esta bacteria coloniza la microbiota intestinal y se vuelve patógena bajo la influencia de ciertos factores (por ejemplo, la toma de antibióticos). Las consecuencias clínicas son variables y van desde una diarrea moderada hasta síntomas mucho más graves, incluso la muerte.11

 

35% Puede afectar hasta al 35% de los pacientes

80% y hasta al 80% en los niños

 4. Los antibióticos pueden tener efectos crónicos cuando aparece muy temprano en la vida

La diarrea asociada a los antibióticos no es la única manifestación de la disbiosis asociada a los antibióticos. Esta última sería responsable de efectos crónicos cuando aparece muy temprano en la vida. De hecho, el periodo perinatal, que se caracteriza por el desarrollo de la microbiota intestinal y la maduración del sistema inmunitario, constituye un periodo especialmente sensible:12 la disbiosis inducida por la toma de antibióticos durante esta fase parece ser un factor de riesgo en la aparición de enfermedades crónicas (obesidad, diabetes, asma, enfermedades inflamatorias crónicas del intestino).13

 5. El uso inadecuado de los antibióticos es responsable de la resistencia a los antibióticos 

La resistencia a los antibióticos es el fenómeno que provoca que un tratamiento antibiótico deje de ser eficaz sobre una infección bacteriana.1 ¿A qué se debe? Los antibióticos solo son eficaces contra las bacterias y no tienen ningún efecto en los virus (por ejemplo, el de la gripe).14 Su uso inadecuado (en caso de infección vírica, por ejemplo) o excesivo, en el hombre o el animal, acelera este fenómeno. La resistencia a los antibióticos comporta hospitalizaciones más prolongadas, un mayor gasto sanitario y un aumento de la mortalidad. Por eso constituye, a escala mundial, un reto importante de salud pública.1

6. Cada año, se dedica una Semana Mundial a favorecer el uso adecuado de los antibióticos 

Cada año, del 18 al 24 de noviembre, la OMS organiza la Semana Mundial para el uso adecuado de los antimicrobianos que pretende dar a conocer mejor el fenómeno de la resistencia a los (sidenote: Antimicrobianos Categoría de medicamentos que agrupa los antibióticos (activos contra bacterias), los antivirales (activos contra virus), los antiparasitarios (activos contra parásitos) y los antifúngicos (activos contra hongos)   WHO Antimicrobial Resistance; Oct 2020 ) y animar al público general, los profesionales sanitarios y los responsables políticos a adoptar mejores prácticas para luchar contra la aparición y la propagación de resistencias. En su calidad de experto en las microbiotas, el Biocodex Microbiota Institute se une a esta iniciativa.

Bibliografia

1. WHO Antimicrobial Resistance; Oct 2020; https://www.who.int/news-room/fact-sheets/detail/antimicrobial-resistance 

2. Kho ZY, Lal SK. The Human Gut Microbiome - A Potential Controller of Wellness and Disease. Front Microbiol. 2018 Aug 14;9:1835. 

3. Levy M, Kolodziejczyk AA, Thaiss CA, et al. Dysbiosis and the immune system. Nat Rev Immunol. 2017;17(4):219-232. 

4. Park SY, Kim HS, Lee SH, et al. Characterization and Analysis of the Skin Microbiota in Acne: Impact of Systemic Antibiotics. J Clin Med. 2020;9(1):168. 

5. Chung KF. Airway microbial dysbiosis in asthmatic patients: A target for prevention and treatment? J Allergy Clin Immunol. 2017;139(4):1071- 1081. 

6. Teo SM, Mok D, Pham K, et al. The infant nasopharyngeal microbiome impacts severity of lower respiratory infection and risk of asthma development. Cell Host Microbe. 2015;17(5):704-715. 

7. Klein RD, Hultgren SJ. Urinary tract infections: microbial pathogenesis, host-pathogen interactions and new treatment strategies. Nat Rev Microbiol. 2020;18(4):211-226. 

8. Shukla A, Sobel JD. Vulvovaginitis Caused by Candida Species Following Antibiotic Exposure. Curr Infect Dis Rep. 2019 Nov 9;21(11):44. 

9. McFarland LV, Ozen M, Dinleyici EC et al. Comparison of pediatric and adult antibiotic-associated diarrhea and Clostridium difficile infections. World J Gastroenterol. 2016;22(11):3078-3104. 

10. Bartlett JG. Clinical practice. Antibiotic-associated diarrhea. N Engl J Med2002;346:334-9.

11. Theriot CM, Young VB. Interactions Between the Gastrointestinal Microbiome and Clostridium difficile.Annu Rev Microbiol. 2015;69:445-461.  

12. Aires J. First 1000 Days of Life: Consequences of Antibiotics on Gut Microbiota. Front Microbiol. 2021 May 19; 

13. Queen J, Zhang J, Sears CL. Oral antibiotic use and chronic disease: long-term health impact beyond antimicrobial resistance and Clostridioides difficile. Gut Microbes. 2020;11(4):1092-1103

14. Centers for Disease Control and Prevention; Patient Education and Promotional Resources https://www.cdc.gov/antibiotic-use/community/pdfs/aaw/au_improving-antibiotics-infographic_8_5x11_508.pdf 

Etiquetas

en_view en_sources

    Véase también