La microbiota vaginal

La microbiota vaginal es un ecosistema constituido por microorganismos en el que predomina el género Lactobacillus. Su equilibrio es frágil y los cambios en su composición ocasionan infecciones.

La microbiota vaginal, conocida también con el nombre de flora de Döderlein, se describió por primera vez en 1894. Se trata de un ecosistema bastante complejo que está en equilibrio dinámico y cuya composición es muy variable de una persona a otra1-2.

El género predominante es Lactobacillus, que produce ácido láctico y permite mantener el pH entre 3,8 y 4,4 en condiciones normales. Este pH ácido crea un entorno desfavorable para la proliferación de patógenos oportunistas3-5. La microbiota vaginal es un factor fundamental en la protección del huésped contra diversos agentes patógenos bacterianos, fúngicos y virales. También desempeña una función esencial dentro de la colonización inicial de los recién nacidos con consecuencias en el sistema inmunitario y el desarrollo neurológico6. Las especies que se hallan con más frecuencia son L. crispatus, L. iners, L. jensenii y L. gasseri. Presentan propiedades antibacterianas, producen biopelículas y favorecen los mecanismos inmunes que protegen la mucosa vaginal7.

Además de las especies antes mencionadas, se han descrito cerca de 250 especies bacterianas, en especial especies anaerobias como Prevotella, Gardnerella vaginalis, Atopobium vaginae, así como Escherichia coli y la levadura Candida albicans8. Su naturaleza y su concentración dependen del patrimonio genético, del origen étnico, de factores medicamentosos (antibióticos), del entorno y del comportamiento (actividad sexual, higiene íntima, etc.) y también están influenciadas por la flora bucal o intestinal9.

Por otra parte, la microbiota vaginal evoluciona durante la vida (hormonas sexuales, menstruaciones, embarazo, menopausia, etc.) y estos factores influyen en la composición de este ecosistema10.

Si bien difiere de una mujer a otra, la microbiota vaginal debe conservar un determinado equilibrio para preservar la salud de la esfera ginecológica4.  Varias enfermedades ginecológicas pueden derivarse o mantenerse por un desequilibrio de la microbiota vaginal (disbiosis), en particular las vaginosis bacterianas (A. vaginae, Clostridiales y G. vaginalis) y las vulvovaginitis por Candida. La administración de probióticos por vía local u oral parece favorecer el equilibrio de esta microbiota y podría reducir los síntomas en caso de infección vaginal y disminuir el riesgo de recidiva.

 

Sources
1- Hummelen, R. et al. Vaginal microbiome and epithelial gene array in post-menopausal women with moderate to severe dryness. PloS One 6, e26602 (2011).
2- Albert, A. Y. K. et al. A Study of the Vaginal Microbiome in Healthy Canadian Women Utilizing cpn60-Based Molecular Profiling Reveals Distinct Gardnerella Subgroup Community State Types. PloS One 10, e0135620 (2015).
3- Tomusiak, A. et al. Efficacy and safety of a vaginal medicinal product containing three strains of probiotic bacteria: a multicenter, randomized, double-blind, and placebo-controlled trial. Drug Des. 4- 4- Devel. Ther. 9, 5345–5354 (2015). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26451088
5- Mizock, B. A. Probiotics. Dis Mon. 2015 ;61:259-90 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25921792
6- Romero, R. et al. The composition and stability of the vaginal microbiota of normal pregnant women is different from that of non-pregnant women. Microbiome 2014; 2, 4
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24484853
7- Dominguez-Bello, M.G.et al., Delivery mode shapes the acquisition and structure of the initial microbiota across multiple body habitats in newborns. Proc. Natl. Acad. Sci. U.S.A. 2010; 107: 11971– 11975
8- A. Schwiertz (Ed). Microbiota of the Human Body. Advances in Experimental Medicine and Biology 2016; 902: 83-93 http://link.springer.com/book/10.1007%2F978-3-319-31248-4
9- Li J et al. Importance of vaginal microbes in Reproductive health. Reprod Sci 2012; 19:235-242 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22383775
10- Pretrocevic L et al. Characterisation of the oral, vaginal and rectal Lactobacillus flora in healthy pregnant and postmenopausal women. Eur J Gynecol Reprod Biol 2012; 160:93-99.
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22088236
11- Petrova, M. I. et al. Lactobacillus species as biomarkers and agents that can promote various aspects of vaginal health. Front. Physiol 2015;. 6: 81

 

 

 

Las patologías

Una disbiosis puede ser la causa de múltiples patologías que tengan repercusiones sobre diferentes órganos.

Actuar sobre la microbiota

Existen 3 formas de actuar sobre el equilibrio de las microbiotas. Cada una tiene sus propias especificidades.

  • Probióticos

    La OMS define los probióticos como “microorganismos vivos que, cuando se administran en la cantidad adecuada, aportan beneficios para la salud del hospedador”.
    Voir
  • Prebióticos

    Los prebióticos son sustratos que favorecen el crecimiento de las bacterias. Por ello son esenciales para el equilibrio de la microbiota.
    Voir
  • Modulación nutricional

    La composición de la microbiota intestinal varía en función de los alimentos ingeridos, con consecuencias sobre el metabolismo general.
    Voir

Las diferentes microbiotas

La microbiota intestinal

La microbiota intestinal es un órgano completo. Se ha caracterizado mejor gracias a la metagenómica y poco a poco desvela sus secretos. Está muy diversificada y vive en estrecha relación con su hospedador. Se desarrolla a partir del nacimiento, es específica de cada individuo y lleva a cabo diferentes funciones dentro del organismo: efecto barrera, función trófica, metabólica, inmunitaria, etc. y otras que todavía no se han determinado. 

Voir

Vaginal

La microbiota vaginal es un ecosistema constituido por microorganismos en el que predomina el género Lactobacillus. Su equilibrio es frágil y los cambios en su composición ocasionan infecciones.

Voir

ORL

La microbiota ORL es una microbiota de gran riqueza y diversidad. Se estima que se compone de al menos 700 especies diferentes.

Voir

Cutánea

La microbiota cutánea está extremadamente diversificada. Su composición varía según las zonas cutáneas y según los individuos, y su desequilibrio se asocia a enfermedades de la piel.

Voir

Pulmonar

La microbiota pulmonar ha sido desconocida por mucho tiempo ya que comúnmente se suponía que los pulmones sanos eran estériles. Este paradigma se llegó a cuestionar con el descubrimiento de las diferentes microbiotas humanas.

Voir

Urinaria

Recientemente se ha descubierto la existencia de una microbiota urinaria y los investigadores están empezando a describirla. Los desequilibrios de esta flora podrían asociarse a determinados trastornos urinarios.

Voir
Newsletter

Para recibir el Newsletter, por favor introduzca el email que utilizó para registrarse

Resumen del BMI

Biocodex Microbiota Institute, referencia internacional sobre la microbiota

Voir

Elija el idioma en el que desea recibir el boletín