La microbiota intestinal: reservorio de gérmenes para infecciones urinarias

Vignette

La comparación del genoma de las cepas de E. coli presentes en el intestino y las vías urinarias de mujeres reveló que las infecciones urinarias ocurren generalmente en ausencia de mutación bacteriana.

 

A los 24 años se le ha diagnosticado al menos una infección urinaria a una de cada tres mujeres. Y la bacteria Escherichia coli, responsable por la mayoría de estas infecciones, proviene en la mayoría de los casos del intestino de la paciente. Un grupo de investigadores daneses intentó determinar si esta colonización de un nuevo medio requería la adaptación de las bacterias vía mutaciones genéticas particulares. Compararon el genoma de cepas de E. coli tomadas de orina y heces de 42 mujeres con infecciones urinarias. Observaron diferencias funcionales en la secuencia de ciertos genes, en particular relacionados con la virulencia, la formación de biopelículas, la resistencia al frío y a la acidez, y el intercambio de plásmidos. Sin embargo, la tasa de mutación fue baja, lo que sugiere que se requiere muy poca o ninguna mutación para la transferencia del reservorio intestinal a las vías urinarias.  Los autores concluyen que las infecciones urinarias se desarrollan como resultado del paso de E. coli desde el intestino hasta la vejiga, sin necesidad de adaptación especial.

 

Bibliografia :
Nielsen KL et al., Adaptation of Escherichia coli traversing from the faecal environment to the urinary tract. Int J Med Microbiol.  2016 Dec;306(8):595-603.