Cáncer de páncreas: el líquido duodenal, ¿reflejo del riesgo?

La microbiota del líquido duodenal de los pacientes que padecen un adenocarcinoma ductal de páncreas –un cáncer muy agresivo– podría reflejar el riesgo tumoral de los pacientes. Esto permite esperar una detección más temprana de este cáncer.

Fecha de publicación 09 Marzo 2021
Fecha de actualización 06 Octubre 2021

Acerca de este artículo

Fecha de publicación 09 Marzo 2021
Fecha de actualización 06 Octubre 2021

El adenocarcinoma ductal de páncreas (ADP), tercera causa de fallecimiento por cáncer en Estados Unidos, con un porcentaje de supervivencia del 9% a los 5 años, es un cáncer temible. Varios estudios anteriores demostraron que la microbiota tumoral de los pacientes con ADP contienen bacterias normalmente presentes en el tracto gastrointestinal superior que, por lo tanto, habrían migrado desde el duodeno. De ser así, el líquido duodenal podría representar una muestra biológica interesante para caracterizar los perfiles microbianos de los pacientes afectados o con riesgo de ADP. De ahí este estudio monocéntrico de casos y controles que comparó los perfiles bacterianos y fúngicos del líquido duodenal de pacientes sometidos a endoscopia: 134 controles con un páncreas normal, 98 pacientes con uno o más quistes pancreáticos y 74 pacientes con un ADP.

Disbiosis de los pacientes con ADP

En los pacientes con ADP, los niveles de ADN bacteriano y fúngico del líquido duodenal eran más elevados que en los controles, incluso después de efectuar correcciones por la edad, el tabaquismo y el uso de (sidenote: inhibidores de la bomba de protone ) . Además, su diversidad microbiana estaba reducida y el género Bifidobacterium era más abundante. Las bacterias Fusobacterium, Rothia y Neisseria eran más abundantes en los pacientes con ADP cuya supervivencia fue corta.

El efecto de los IBP no debe pasarse por alto: en los controles, el uso regular de IBP reduciría la diversidad de la microbiota. Estos tratamientos también produjeron un aumento de las bacterias de predominio oral, como Streptococcus y Fusobacterium, estas últimas asociadas a varios tipos de cáncer, entre ellos el ADP.

Alteración de la micobiota

En los pacientes con uno o más quistes pancreáticos, los perfiles bacterianos del líquido duodenal no diferían significativamente de los controles. En cambio, la micobiota sí era diferente: más ascomicetos y menos basidiomicetos y Malassezia. Los pacientes con ADP presentaban una menor abundancia de Saccharomyces que los pacientes con uno o más quistes pancreáticos.

¿Estratificar el riesgo de cáncer?

El estudio sugiere que las microbiotas bacteriana y fúngica del líquido duodenal son distintas según los pacientes (con cáncer de páncreas, quistes pancreáticos o páncreas normal). Estas disbiosis características permiten contemplar la posibilidad de definir perfiles para estratificar mejor el riesgo de cáncer de páncreas de los pacientes sometidos a control pancreático. Sin embargo, antes de sacar conclusiones definitivas, son necesarios otros estudios, más amplios y que incluyan a otras poblaciones y regiones.

en_view en_sources