Relaciones entre microbiota intestinal y metabolitos circulantes

Actu PRO: Microbiote intestinal et métabolites circulants : quelles relations ?

Lipoproteínas HDL y VLDL, cuerpos cetónicos, aminoácidos y marcadores de la inflamación son metabolitos circulantes que muestran una correlación con la composición de la microbiota intestinal.

 

La microbiota intestinal podría estar implicada en numerosas enfermedades (obesidad, diabetes…). La causa serían metabolitos y otras señales microbianas que influyen en la concentración de lípidos circulantes, incluidos triglicéridos y HDL. Además, varios estudios demostraron que existe una relación entre la microbiota y diversos aminoácidos incriminados en la diabetes y enfermedades cardiovasculares. Aprovechando los avances de la metabolómica, un equipo de investigadores analizó la relación entre la microbiota intestinal y algunos metabolitos circulantes mediante la caracterización del metaboloma (conjunto de metabolitos) de 2309 individuos procedentes de 2 cohortes prospectivas (Rotterdam y LifeLines-DEEP). Resultado: un total de 32 grupos bacterianos se asocian a ciertos metabolitos circulantes, después de efectuar ajustes por edad, sexo, índice de masa corporal (IMC) y medicamentos administrados (entre ellos, hipolipemiantes, inhibidores de la bomba de protones y metformina).

Microbiota y lipoproteínas

De los 32 taxones microbianos identificados, 18 se asocian a partículas VLDL (a su vez relacionadas con enfermedades metabólicas, cardíacas y con la diabetes de tipo 2) y otras 22, a partículas HDL (consideradas protectoras), aunque con diferencias según el tamaño de las partículas HDL. Esto sugiere que las lipoproteínas HDL ejercen funciones metabólicas y efectos heterogéneos (protectores o perjudiciales). Trece taxones microbianos –algunos considerados asociados al IMC (Christensenellaceae), otros al metabolismo biliar (Clostridiaceae 1), etc.– se asociaban a la vez a partículas VLDL y HDL. En cambio, la asociación débil de la microbiota intestinal con las LDL e IDL* sugiere unas relaciones distintas según la clase de lipoproteínas. Por último, 15 grupos bacterianos, como Ruminococcus gnavus group (indicio de una escasa riqueza de la microbiota y más presente en pacientes con aterosclerosis) se asociaban a las concentraciones séricas de triglicéridos.

Cuerpos cetónicos, aminoácidos…

Además, se han señalado asociaciones entre la microbiota intestinal y:

• cuerpos cetónicos, en especial el acetato, un ácido graso de cadena corta (AGCC) producido por bacterias del colon que favorecería el síndrome metabólico;

• aminoácidos como la isoleucina, asociada a la diabetes y enfermedades cardiovasculares;

• marcadores de una reacción inflamatoria en fase aguda, sobre todo glicoproteínas implicadas en las enfermedades inflamatorias y el cáncer, y asociadas a enfermedades cardiovasculares.

Según los autores, los ácidos biliares y los AGCC podrían estar implicados en los mecanismos potenciales por los que la microbiota intestinal afectaría a la concentración de lípidos circulantes. Si esto se confirmara, la microbiota intestinal podría convertirse en un blanco potencial para intervenciones curativas y preventivas.

 

* Lipoproteína de densidad intermedia (intermediate density lipoprotein)

 

Bibliografia:

Vojinovic D, Radjabzadeh D, Kurilshikov A, et al. Relationship between gut microbiota and circulating metabolites in population-based cohorts. Nat Commun. Dec 20;10(1):5813. 2019 ; doi: 10.1038/s41467-019-13721-1.