la lactancia, indispensable para la formación de la microbiota intestinal

Un nuevo estudio publicado en la revista Jama Pediatrics confirma que la lactancia materna es indispensable para la constitución de la microbiota intestinal de los recién nacidos.

 

El desarrollo de la microbiota intestinal de un bebé se produce durante sus primeros meses de vida; de su calidad dependen la buena salud del niño y su capacidad de defenderse contra las enfermedades. Se sabe que la composición de la flora intestinal de los individuos que han sido amamantados es distinta a la de aquellos que fueron alimentados con biberón, incluso en la edad adulta.

Para determinar en qué proporción las bacterias de la madre se transfieren al hijo durante la lactancia, investigadores estadounidenses han estudiado durante un año, en 107 grupos de madres e hijos, la composición bacteriana de la leche materna, la microbiota cutánea en la areola de la madre y la microbiota intestinal de los bebés.

En su primer mes de vida, el 40 % de las bacterias de la microbiota intestinal de los lactantes de pecho procede de la leche y de la piel de la madre. Por el contrario, la introducción de alimentos sólidos antes de los seis meses provoca una evolución prematura de su microbiota. Por otra parte, la diversidad bacteriana depende de la cantidad de la leche ingerida, incluso después de la introducción de alimentación sólida. Los autores concluyen que esta observación refuerza las recomendaciones de la OMS a favor de la lactancia materna exclusiva hasta los seis meses y mantenida como complemento de la alimentación sólida hasta los doce meses.

 

Bibliografia :
Pia S. Pannaraj et al. Association Between Breast Milk Bacterial Communities and Establishment and Development of the Infant Gut Microbiome. Jama Pediatr. Published online May 8, 2017. doi:10.1001/jamapediatrics.2017.0378