¿Modificar la microbiota intestinal para tratar el trastorno bipolar?

La microbiota intestinal puede ser un objetivo terapéutico en el tratamiento del trastorno bipolar, según un estudio reciente.

Varios estudios han demostrado la eficacia de las terapias basadas en la manipulación de la microbiota (injerto fecal, probióticos, prebióticos) para el tratamiento de trastornos psiquiátricos tales como la depresión y la ansiedad. Por lo tanto, el trastorno bipolar también podría beneficiarse con este enfoque terapéutico.

El análisis de la microbiota intestinal de 179 individuos (sujetos bipolares y sujetos sanos), que participaron en un estudio sobre esta patología, muestra una diferencia significativa de composición entre las personas enfermas y las personas no afectadas. La flora intestinal de los sujetos bipolares contiene aproximadamente un tercio menos de bacterias del grupo Faecalibacterium, con reconocidas propiedades antiinflamatorias. Esta bacteria también está subrepresentada en otras afecciones, tales como el síndrome del intestino irritable, la enfermedad de Crohn, la colitis ulcerosa, el cáncer colorrectal y la diarrea crónica idiopática, o en ancianos y / o en pacientes hospitalizados frágiles, así como en personas depresivas. Los datos obtenidos indican que una modificación terapéutica de la microbiota con el fin de aumentar la proporción de Faecalibacterium podría ser útil para reducir las consecuencias de la enfermedad. Los autores precisan que estas hipótesis deben corroborarse mediante ensayos clínicos.

Bibliografia :

Evans et al. The gut microbiome composition associates with bipolar disorder and illness severity. Journal of Psychiatric Research 87 (2017) 23-29