La microbiota intestinal implicada en el cáncer de pulmón

Vignette

Un equipo de investigación internacional descubrió recientemente el papel de la disbiosis intestinal en el cáncer de pulmón e identificó dos géneros bacterianos que podrían considerarse como biomarcadores de la enfermedad y de su evolución.

 

Aunque ya se analizó previamente el papel de la microbiota pulmonar en la patogenia del cáncer de pulmón (CP), no se sabía nada del papel desempeñado por la microbiota intestinal hasta la realización de este estudio. Se analizó la microbiota intestinal de 30 pacientes con CP y de 30 controles sanos por secuenciación de alto rendimiento del ARNr 16S.

Importantes diferencias en la composición

No se observó ninguna disminución significativa de la diversidad microbiana (índice de Shannon) en pacientes con CP con respecto a los controles. Sin embargo, la composición de la microbiota (diversidad beta) era muy distinta entre los dos grupos: los controles presentaban una mayor abundancia de bacterias pertenecientes al filo Actinobacteria (7,74% frente al 3,14% en los pacientes con CP) y al género Bifidobacterium (4,70% frente al 1,51%). Además, los pacientes con CP presentaban cantidades especialmente elevadas del género Enterococcus (4,26% frente al 0,23%).

Alteración del funcionamiento de la microbiota

Los investigadores también observaron el funcionamiento de la microbiota intestinal en los dos grupos mediante la determinación de espectros de abundancia funcional. Este parámetro, que refleja los niveles de expresión de proteínas funcionales y las capacidades metabólicas específicas de la microbiota, reveló una reducción significativa de 24 vías metabólicas en los pacientes con CP en comparación con los controles. Entre las vías alteradas cabe mencionar la reducción de más del 80% de la expresión de proteínas implicadas en la estructura y dinámica de la cromatina (principal componente de los cromosomas eucariotas) así como en el procesamiento y modificación del ARN.

Posibles biomarcadores del cáncer de pulmón

Los autores llegan a la conclusión de que existe una microbiota intestinal específica del cáncer de pulmón y de que esta disbiosis está relacionada con la progresión de la enfermedad. Parecen estar implicados varios factores tales como la disminución de bacterias conocidas por sus efectos antineoplásicos (Actinobacteria) o probióticos (Bifidobacterium), el aumento de bacterias (Enterococcus) que tienen efectos proinflamatorios en otros tipos de cáncer y un descenso del funcionamiento global de la microbiota intestinal, especialmente una pérdida de su capacidad de reparación del ADN dañado. Los investigadores señalan que estos resultados concuerdan con los hallazgos de los últimos años sobre el papel de la microbiota intestinal en la etiología de numerosos cánceres y animan a continuar investigando en esta dirección. ¿Cuál es el objetivo? Identificar especies intestinales (especialmente aquellas que pertenecen a los géneros Bifidobacterium y Enterococcus) que puedan ser útiles como biomarcadores diagnósticos y terapéuticos.

 

Bibliografia :

Zhuang H, Cheng L, Wang Y, et al. Dysbiosis of the gut microbiome in lung cancer. Front Cell Infect Microbiol. 2019 Apr 18; 9:112. Doi: 10.3389/fcimb.2019.00112.