Eccema + estafilococo dorado = ¿aumento del riesgo de alergias alimentarias?

Según revela un estudio internacional, la infección por estafilococo dorado podría conllevar un mayor riesgo de sufrir alergias alimentarias en niños pequeños con eccema severo, lo que allana el camino hacia el desarrollo de nuevas estrategias en la prevención de alergias alimentarias.

 

Staphylococcus aureus (o estafilococo dorado), presente de forma natural en la nariz y en la piel de individuos sanos, es una bacteria que se encuentra en mayor cantidad en los niños con eccema, especialmente si es severo. Este trastorno cutáneo constituye un factor de riesgo para el desarrollo de alergias alimentarias. Por tanto, parece lógico pensar que la asociación entre la infección por el estafilococo dorado y las alergias alimentarias en personas con eccema podría depender de la severidad de la enfermedad.

Un estudio de varias fases

Para comprobar esta hipótesis, un equipo de investigadores utilizó los datos del estudio LEAP* que llevó un seguimiento de 640 niños con alto riesgo de alergia a los cacahuetes (debido a una alergia al huevo o a un eccema severo, o ambos) desde los primeros meses de vida hasta la edad de 5 años. Los resultados publicados en 2015 llevaron a la conclusión aparentemente paradójica de que se podía prevenir el riesgo de alergia a los cacahuetes mediante la introducción temprana de este alimento en bebés de alto riesgo.

S. aureus, ¿culpable identificado?

En esta nueva fase del estudio LEAP, el análisis de las microbiotas nasal y cutánea de los jóvenes participantes muestra que cuanto mayor es la colonización por estafilococos dorados, más severo resulta el eccema y más empeora con el tiempo. La combinación de estas dos afecciones (infección por el estafilococo dorado y eccema, sea cual sea el grado de severidad) viene acompañada de un aumento en la producción de moléculas** derivadas de la reacción alérgica a los cacahuetes, a la clara de huevo de gallina y a la leche. Aunque generalmente disminuye con la edad, la alergia al huevo perdura en alrededor del 40% de los niños; la alergia a los cacahuetes aparece incluso en aquellos niños expuestos desde muy temprano a este alimento. La presencia del estafilococo dorado en la nariz y en la piel podría, por tanto, provocar una reacción alérgica a ciertos alimentos.

¿Nuevas esperanzas terapéuticas ?

Según los investigadores, la presencia de S. aureus impediría el desarrollo de tolerancia natural al huevo y a los cacahuetes, lo que desencadenaría la alergia. Sugieren que la erradicación de S. aureus en niños con eccema podría, por tanto, evitar la aparición de alergias alimentarias y abogan por la realización de nuevos estudios que permitan aclarar el papel de esta bacteria en el desarrollo de estas dos afecciones.

 

*Learning Early About Peanut Allergy

**IgE : las inmunoglobulinas E son moléculas que secreta el organismo durante una reacción alérgica

 

Bibliografia :

Olympia Tsilochristou, du Toit G, Sayer PH et al. Association of Staphylococcus aureus colonization with food allergy occurs independently of eczema severity. J Allergy Clin Immunol, 2019; doi.org/10.1016/j.jaci.2019.04.025