Trasplante fecal: las cápsulas orales ofrecen una valiosa alternativa

¿Influye el modo de administración del trasplante fecal en su eficacia? Con el fin de responder a esta pregunta y abrir el camino hacia un  tratamiento menos invasivo, un equipo de investigadores canadienses comparó la eficacia del tratamiento con cápsulas orales con la de la colonoscopia, que es el método utilizado tradicionalmente para la prevención de recaídas de infecciones por Clostridium difficile.

 

Si bien la infección por C. difficile suele ser benigna, puede resultar muy peligrosa e incluso mortal en algunos casos. Las instituciones sanitarias se convierten en un terreno propicio para su propagación, en particular en personas ya enfermas con una disminución de las defensas inmunitarias. Esta infección provoca diarreas que pueden llegar a ser muy severas y recurrentes pese al tratamiento con antibióticos, a los que la bacteria se vuelve resistente.

La solución es el trasplante fecal, ¿pero por qué vía?

Afortunadamente, el trasplante de microbiota fecal permite curar este tipo de infecciones recurrentes en casi el 90% de los casos. Aunque se trata de una técnica antigua que consiste en introducir heces de un donante sano en el tubo digestivo de un paciente para reequilibrar su flora intestinal, su validación científica es relativamente reciente. Un grupo de investigadores de la Universidad de Alberta decidieron profundizar en el tema, comparando el tratamiento convencional por colonoscopia con la alternativa prometedora que representan las cápsulas orales. Resultado: una solución a priori menos desagradable y mucho más cómoda para el paciente.

Eficacia comparable

En el ensayo clínico participaron 105 pacientes adultos con la forma recurrente de la infección. El objetivo era determinar la eficacia del trasplante por vía oral, con la esperanza de que no fuera inferior a la de la colonoscopia. Las dos vías de administración produjeron excelentes resultados: lograron prevenir las recaídas en el 96,2% de los casos durante un periodo de 12 semanas tras el trasplante administrado en forma de un único tratamiento, aunque la vía oral se asoció con una disminución de la tasa de efectos indeseables menores y con un costo por paciente casi tres veces menor. Si bien el estudio no logró demostrar ninguna diferencia de calidad de vida, 2/3 de los pacientes tratados con cápsulas calificaron su experiencia de «nada desagradable» frente a dos de cada cinco pacientes tratados por colonoscopia. Todas estas observaciones llevaron a los investigadores a concluir que el trasplante fecal por medio de cápsulas orales puede desempeñar un papel importante en el arsenal terapéutico de lucha contras las infecciones recurrentes por Clostridium difficile, y ayudar a racionalizar los costos.

 

Bibliografia :

Kao D., Roach B., Silva M. et al. Effect of Oral Capsule– vs Colonoscopy-Delivered Fecal Microbiota Transplantation on Recurrent Clostridium difficile Infection / A Randomized Clinical Trial - JAMA November 28, 2017 Volume 318, Number 20