Sobrepeso hereditario: la microbiota intestinal y el tipo de parto actúan conjuntamente

Vignette

Una madre puede transmitir su sobrepeso a su bebé. Un equipo de investigadores canadienses explica cómo el tipo de parto y ciertas modificaciones de la microbiota intestinal del bebé pueden actuar conjuntamente sobre esta “pesada” transferencia.

 

Los bebés nacidos de madres con sobrepeso u obesidad —«OWOB» (overweight or obese)— antes del embarazo tienen un riesgo al menos dos veces mayor de ser a su vez OWOB. El riesgo aumenta un 30% cuando el parto se realiza por cesárea, lo cual es más frecuente en mujeres OWOB. Según varios estudios, esta transmisión del fenotipo OWOB se efectuaría a través de la microbiota intestinal materna y dependería del tipo de parto.

Cesárea: un mayor riesgo

Un equipo canadiense probó estas hipótesis mediante el seguimiento de 935 embarazos en una cohorte canadiense durante 3 años. Registraron el índice de masa corporal (IMC) de las mujeres antes de su embarazo, la puntuación Z de los niños (medida del IMC ajustada para la obesidad infantil) a la edad de 1 y 3 años, tomaron muestras fecales de los recién nacidos entre los 3 y 4 meses, y recopilaron los datos relativos al tipo de parto. Los resultados, ajustados para eliminar otros factores (tabaquismo, sexo del bebé, situación socioeconómica, etc.) son claros: los bebés nacidos de una madre OWOB tenían un riesgo 3,33 veces mayor de ser OWOB a la edad de un año si nacieron por parto vaginal, y cerca de 5 veces mayor si nacieron por cesárea, siendo el riesgo todavía mayor en caso de cesárea de urgencia. A los 3 años, los niños presentaban riesgos similares a los observados inicialmente.

Descubrimiento del efecto de las Firmicutes

Por otra parte, el equipo combinó el análisis de la microbiota intestinal de los niños con un método estadístico inédito en la investigación de las microbiotas: la asociación por mediación secuencial, cuyo objetivo es comprender a través de qué intermediarios una variable —en este caso el peso de la madre antes del embarazo— afecta a otra —tener un niño OWOB de 1 y 3 años—. Se observó que el sobrepeso se transmitía de la madre al niño mediante un enriquecimiento de la microbiota intestinal infantil con bacterias del filo Firmicutes, en particular bacterias pertenecientes a la familia Lachnospiracae. Este enriquecimiento fue más acusado en el caso de niños OWOB nacidos por cesárea de madres OWOB, con una presencia más marcada de Cryptococcus, bacterias que se observan con mayor frecuencia en personas obesas, incluso en las mujeres OWOB al comienzo de su embarazo.

Transmisión de una microbiota obesogénica

Por último, los autores destacan que, en los niños OWOB nacidos por parto vaginal de madres OWOB, eran más abundantes los géneros Acinetobacter, Bacteroides, Collinsella, Megasphaera, Finegoldia, Peptoniphilus y la familia Peptostreptococacae. Los autores subrayan que, en su mayoría, estas son bacterias que producen ácidos grasos de cadena corta que favorecen la gluconeogénesis y el almacenamiento de grasa. El peso de las madres antes de su embarazo influiría, por tanto, en su descendencia mediante la transmisión de una microbiota obesogénica, cuya disbiosis se agravaría en caso de parto por cesárea. La vía de transmisión intergeneracional de la condición OWOB dependería del tipo de parto y de la abundancia de Lachnospiracae. El papel de las microbiotas (intestinal, vaginal y cutánea) de la madre en esta transmisión requiere de estudios más amplios para hacer frente a la epidemia mundial de obesidad.

 

Bibliografia :

Tun HM et al. Roles of Birth Mode and Infant Gut Microbiota in Intergenerational Transmission of Overweight and Obesity From Mother to Offspring. JAMA Pediatr. 2018; Feb 19.