La microbiota intestinal, ¿un buen indicador de longevidad?

A medida que vamos envejeciendo, la microbiota intestinal que albergamos se vuelve más singular. Esta especificidad es la que augura a la vez un envejecimiento con buena salud y una prolongación de la esperanza de vida en las personas de edad avanzada. ¡Unos argumentos convincentes para mimar nuestra microbiota!

En la Antigüedad, el arúspice1 leía el futuro en las entrañas de un animal sacrificado. En un futuro cercano, ¿seremos capaces de predecir la longevidad analizando las nuestras? Esto es lo que sugiere una reciente publicación, que se centró en los microorganismos presentes en el intestino de más de 9000 individuos de 18 a 101 años.

Una microbiota intestinal cada vez más singular

El primer hallazgo de este estudio es que la microbiota intestinal de cada ser humano parece singularizarse a partir de la cuarentena. Esta singularidad va a la par de los marcadores microbianos considerados beneficiosos en términos de inmunidad, inflamación, envejecimiento y longevidad. Por otra parte, en las personas de 80 años o más que conservan una gran abundancia de bacterias del género Bacteroides y/o que tienen una comunidad microbiana intestinal heterogénea, se observa una disminución de 4 años en la esperanza de vida. Estos resultados son muy robustos dado que se observaron en tres grupos de estudio con grandes diferencias demográficas.

¿Compuestos que alargan la esperanza de vida?


El segundo hallazgo del estudio es que el perfil de la microbiota intestinal de las personas que envejecen con buena salud se asocia a metabolitos sanguíneos producidos por las bacterias de la microbiota intestinal. Por ejemplo, se identificaron productos de degradación de aminoácidos específicos (triptófano y fenilalanina). Resulta interesante resaltar que algunos metabolitos ya se habían observado en la sangre de centenarios pero no en la de sujetos jóvenes sanos. Otros, como el indol, ya demostraron sus efectos sobre la prolongación de la esperanza de vida en numerosos modelos animales. Por lo tanto, el envejecimiento podría caracterizarse por una modificación de la actividad de la microbiota intestinal, que deja de producir moléculas específicas. Nunca nos cansaremos de repetirlo: cuidar mucho la microbiota intestinal en cada etapa de la vida puede prolongar la vida del huésped que la alberga y ayudar a vivir más tiempo con buena salud. A buen entendedor...

 1Sacerdote y adivino encargado de predecir el futuro y de interpretar la voluntad de los dioses mediante el examen de las entrañas de ciertos animales.

Bibliografia:

Wilmanski T, Diener C, Rappaport N, et al. Gut microbiome pattern reflects healthy ageing and predicts survival in humans. Nat Metab. 2021 Feb;3(2):274-286.