La microbiota intestinal, ¿nuevo secreto de juventud?

¿Y si bastara con rejuvenecer la microbiota intestinal para conservar algunas de nuestras capacidades cerebrales? Unos científicos siguen muy seriamente esta pista y esperan impedir así el desarrollo de trastornos de la memoria relacionados con la edad.

Fecha de publicación 03 Diciembre 2020
Fecha de actualización 15 Noviembre 2021

Acerca de este artículo

Fecha de publicación 03 Diciembre 2020
Fecha de actualización 15 Noviembre 2021

Pérdida de memoria, dificultad para situarse en el espacio, trastornos de ansiedad: el envejecimiento a menudo se asocia a un declive psicológico y cognitivo. Ahora bien, la microbiota intestinal desempeña un papel importante en el desarrollo de las zonas del cerebro dedicadas al aprendizaje y la memorización (en especial, el hipocampo). De ahí a afirmar que el envejecimiento de la microbiota produce un declive cognitivo a través del eje intestino-cerebro no hay más que un paso, que la ciencia está a punto de dar...

Ratones jóvenes... ¡que se comportan como viejos!

Para evaluar esta hipótesis, un equipo de investigadores analizó la microbiota intestinal de ratones adultos a los que habían trasplantado bacterias extraídas, o bien del intestino de congéneres de la misma edad, o bien del tubo digestivo de roedores de edad avanzada. Después de este trasplante de microbiota fecal (o TMF), la composición bacteriana era sensiblemente la misma, excepto por cuatro géneros bacterianos, cuya abundancia era claramente menor en los roedores que habían recibido la microbiota “vieja”. Por otra parte, en el hipocampo de estos mismos ratones, se modificó la expresión de numerosas proteínas implicadas en funciones importantes del cerebro como el aprendizaje y la cognición.

Ratones que pierden la memoria

Después, los ratones se sometieron a dos pruebas, una que evaluaba la capacidad de aprender y de recordar un recorrido por un laberinto y la otra que medía la capacidad para recordar un objeto; en ambos casos, los roedores con una microbiota de ratones viejos mostraron un rendimiento inferior. En cambio, el trasplante de heces «viejas» no tuvo ningún efecto sobre otros aspectos del envejecimiento como la actividad locomotora y la ansiedad.

¿Restaurar la microbiota para frenar el declive cognitivo?

El hecho de que el declive cognitivo inducido por el trasplante de una microbiota vieja sea similar al declive fisiológico observado durante el envejecimiento sugiere que el eje intestino-cerebro podría desempeñar un papel importante en el envejecimiento. En la opinión de los autores, estos resultados respaldan las estrategias terapéuticas que pretenden restaurar la microbiota intestinal para mejorar las funciones cognitivas y, por consiguiente, la calidad de vida de los ancianos.

Old sources

Bibliografia: 

D'Amato A, Di Cesare Mannelli L, Lucarini E, et al. Faecal microbiota transplant from aged donor mice affects spatial learning and memory via modulating hippocampal synaptic plasticity- and neurotransmission-related proteins in young recipients. Microbiome. 2020 Oct 1;8(1):140.

en_view en_sources

    Véase también