Espacio para
el público general
Acceso para
profesionales

Candidasis

La candidiasis vaginal es una infección frecuente en la mujer. El desequilibrio de la microbiota vaginal podría originar su aparición. En general, los hongos implicados son de la familia Candida.

La candidiasis vaginal es una infección de la vulva y de la vagina provocada por un hongo, generalmente Candida albicans. El 75 % de las mujeres sufre un episodio de esta infección y del 5 al 10 % presenta varios episodios a lo largo de su vida. La candidiasis se caracteriza por presentar un flujo vaginal espeso e inodoro y, sobre todo, picazón en los genitales. Sus síntomas no son muy específicos y es importante consultar a un médico para confirmar el diagnóstico.

La microbiota vaginal, implicada

Existen factores que propician el desarrollo de la candidiasis: un tratamiento con antibióticos, el embarazo, el consumo de corticoides, una diabetes mal controlada o una inmunodepresión. De hecho, los hongos Candida suelen estar presentes en la vagina, pero el desequilibrio de la flora vaginal puede favorecer la proliferación anormal de Candida y el desarrollo de la infección.

Bacterias protectoras

El ecosistema vaginal cambia a lo largo de las diferentes etapas de la vida de una mujer, como el ciclo menstrual, el embarazo, la pubertad y la menopausia, la actividad sexual, los métodos anticonceptivos o según el tipo de higiene. En las mujeres con buena salud, predominan las bacterias de tipo lactobacilos. Estos lactobacilos podrían desempeñar una función de protección contra el desarrollo de las candidiasis.

Antifúngicos y probióticos

El tratamiento clásico de la candidiasis vaginal son los antifúngicos. Investigaciones recientes sugieren que el consumo de probióticos por vía oral o de aplicación local (cápsulas u óvulos) puede reducir el desarrollo de candidiasis al restablecer el equilibrio de la microbiota vaginal.

https://www.biocodexmicrobiotainstitute.com/es/rendez-vous

 

Fuentes :
Infections sexuellement transmissibles et SIDA http://centreplanif.chru-lille.fr/doc/InfectionssexuellementtransmissiblesetSIDA/64292_1lesperte.pdf
Mendling W, Brasch J, Cornely OA, et al. Guideline: vulvovaginal candidosis (AWMF 015/072), S2k (excluding chronic mucocutaneous candidosis) [published correction appears in Mycoses. 2015 May;58(5):324. Multiple author names added.]. Mycoses. 2015;58 Suppl 1:1-15.
Rönnqvist PD, Forsgren-Brusk UB, Grahn-Håkansson EE. Lactobacilli in the female genital tract in relation to other genital microbes and vaginal pH. Acta Obstet Gynecol Scand. 2006;85(6):726-35..
Antonio MA, Rabe LK, Hillier SL. Colonization of the rectum by Lactobacillus species and decreased risk of bacterial vaginosis. J Infect Dis. 2005;192(3):394-398.
Strus M, Chmielarczyk A, Kochan P, et al. Studies on the effects of probiotic Lactobacillus mixture given orally on vaginal and rectal colonization and on parameters of vaginal health in women with intermediate vaginal flora. Eur J Obstet Gynecol Reprod Biol. 2012;163(2):210-215.
Vujic G, Jajac Knez A, Despot Stefanovic V, Kuzmic Vrbanovic V. Efficacy of orally applied probiotic capsules for bacterial vaginosis and other vaginal infections: a double-blind, randomized, placebo-controlled study. Eur J Obstet Gynecol Reprod Biol. 2013;168(1):75-79.