El cáncer colorrectal: ¿qué revela nuestra microbiota oral?

Un equipo de investigadores irlandeses demostró que ciertas bacterias que habitan la cavidad bucal desempeñan un papel importante en el desarrollo de este cáncer digestivo. Además, la detección de dichas bacterias en el intestino facilitaría la identificación temprana de aquellas personas con riesgo de sufrir la enfermedad.

 

Anteriormente, varios estudios demostraron que la microbiota intestinal de los pacientes con cáncer colorrectal se encuentra alterada, mientras que otros sugirieron que ciertas bacterias podrían favorecer la aparición de esta enfermedad. Algunos de estos microorganismos cancerígenos procederían de nuestra cavidad bucal. En la revista científica Gut, un equipo de investigadores de la Universidad Nacional de Irlanda demuestra que varias especies de bacterias presentes de forma natural en nuestra boca acaban descendiendo por el tubo digestivo y, llegadas al colon, podrían ejercer un papel importante en el desarrollo del cáncer.

¿Existen especies protectoras?

Para llegar a esta conclusión, los científicos analizaron muestras de saliva, de mucosa de colon y de heces pertenecientes a 99 enfermos con cáncer colorrectal, 32 pacientes con pólipos intestinales (tumores benignos que pueden evolucionar a tumores cancerosos) y 103 voluntarios sanos. En primer lugar, el análisis mostró que la colonización intestinal por bacterias de la cavidad bucal es menos frecuente en pacientes con cáncer o pólipos que en sujetos sanos. Por otra parte, los resultados indican que ciertas bacterias son capaces de impedir el asentamiento de bacterias patógenas asociadas al cáncer colorrectal. Según los autores, una alimentación equilibrada, pobre en grasas y en azúcares favorecería la aparición de estas bacterias protectoras.

Identificación temprana de los pacientes de alto riesgo

El estudio también revela que los intestinos de estos tres grupos de pacientes no albergan las mismas poblaciones bacterianas. Los investigadores anticipan que, gracias a esto, sería posible distinguir a los pacientes con cáncer o pólipos de las personas sanas. De hecho, el estudio de bacterias específicas de la saliva permite identificar correctamente a más de uno de cada dos pacientes con cáncer y a dos de cada tres pacientes con pólipos. Estas determinaciones unidas al análisis de heces proporcionan resultados aún más precisos ya que permiten detectar correctamente a tres cuartas partes de los casos de cáncer y a cerca de un 90% de los pacientes con pólipos. Los investigadores reconocen que estudios de mayor alcance que tengan en cuenta la edad de los voluntarios, el consumo de tabaco y alcohol y el estadio de la enfermedad son fundamentales para poder confirmar estos resultados prometedores.

 

Bibliografia :

Flemer B, Warren RD, Barrett MP, et al. The oral microbiota in colorectal cancer is distinctive and predictive. Gut 2018;67:1454-1463