Flora axilar: la nueva fragancia… bacteriana

Las bacterias de la flora cutánea influyen en el olor que desprenden las axilas... Estos aromas serían menos cuestión de calidad que de cantidad y, según un estudio japonés, podrían estar relacionados con la edad.

 

Dime qué olor desprenden tus axilas y te diré qué bacterias albergan. El sudor es inodoro: son las enzimas producidas por las bacterias que pueblan la parte inferior de nuestros brazos las que transforman diversas sustancias corporales (proteínas, ácidos grasos, ácido láctico, lípidos de nuestra piel...) en un hedor desagradable.

Leche o comino: dos tipos japoneses

Un equipo de investigadores intentó caracterizar esta flora cutánea axilar en un grupo compuesto por unos veinte varones japoneses con una media de edad de 37 años repartidos en dos grupos según el tipo de olor que desprendían sus axilas: C de comino —un olor fuerte y especiado— y M de «milky» —un olor más neutro, similar al de la leche o de la piel—. Cabe notar que cuatro expertos fueron responsables de esta clasificación basada en una evaluación olfativa directa (a veces se necesita mucha motivación para ser un científico). A continuación, los participantes fueron sometidos a un protocolo bastante estricto: en los tres días previos a la toma de muestras de flora, ningún desodorante; el día anterior, ni baño, ni plato especiado, ni bebida alcohólica; y el mismo día, nada de cigarrillo.

Un caso particular

Los investigadores observaron que la flora axilar de estos dos grupos era similar, con un predominio de los géneros Anaerococcus, Corynebacterium, Staphylococcus, Moraxella y Peptoniphilus, excepto en uno de los individuos del grupo C, el más joven (18 años) de esta modesta cohorte, que presentaba una flora compuesta mayoritariamente de Staphylococcus. Esto indica que la edad podría influir en la composición microbiana —y, por tanto, en el olor— de las axilas masculinas. Como escribía Corneille, «el valor no espera el número de años»: el olor axilar especiado tampoco, para disgusto de quienes tengan una nariz sensible.

Una cuestión de aroma público

En realidad, las esencias axilares dependían menos de la composición bacteriana que de su volumen: los sujetos con un olor de tipo comino albergaban más bacterias que los sujetos con un olor más neutro. Aunque estos resultados concuerdan en parte con los de estudios recientes realizados en Alemania, Bélgica y Suiza —no solo interesa este tema en Japón—, los autores piden que se amplíen este tipo de investigaciones para identificar posibles factores determinantes del olor axilar relacionados con el origen étnico o el género. Este tema de investigación dista mucho de ser frívolo para la industria cosmética y de productos de higiene, en particular en el país del Sol Naciente, donde la caza de olores es prácticamente un deporte nacional.

 

Bibliografia :

Okamoto H et al., Characterization of the Axillary Microbiota of Japanese Male Subjects with Spicy and Milky Odor Types by Pyrosequencing, Biocontrol Sci 2018 ;23(1):1-5