La dieta vegana: ¿un riesgo para la salud?

Un estudio comparativo entre seguidores de la dieta vegana y personas omnívoras demuestra la influencia de la alimentación en la microbiota salival, la cual podría ser el origen de diversas enfermedades inflamatorias.

 

Mientras que se han llevado a cabo múltiples investigaciones sobre las repercusiones de la alimentación en la microbiota intestinal, sus efectos en la microbiota salival han sido muy poco estudiados. Ahora bien, numerosos estudios epidemiológicos han establecido la relación entre la enfermedad periodontal (destrucción de las encías y de los huesos que sostienen los dientes) por un lado, y diversas enfermedades cardiovasculares y metabólicas (obesidad, insulinorresistencia, diabetes de tipo 2) por el otro. Todas tienen en común una inflamación crónica provocada por la enfermedad periodontal, la cual entraña la producción excesiva de toxinas. Varios estudios en ratones confirmaron esta hipótesis y sugirieron que la microbiota salival desempeña un papel directo en el desarrollo de enfermedades metabólicas y cardiovasculares, a su vez modulado por la dieta.

Más especies asociadas con la enfermedad periodontal en los veganos

Partiendo de estas investigaciones, un equipo danés comparó la microbiota salival de omnívoros y la de seguidores de la dieta vegana y observó diferencias tanto en su estructura como en su composición. Las discrepancias abarcaban unos treinta grupos bacterianos; en particular, los veganos mostraban una sobrerrepresentación de dos especies asociadas con la enfermedad periodontal. Una serie de análisis más exhaustivos reveló diferencias relativas a la diversidad de las vías metabólicas utilizadas por las bacterias, probablemente debido a una adaptación de la microbiota a la dieta, ya que el contenido de proteínas, productos lácteos y fibra varía considerablemente entre veganos y omnívoros.

Relación entre la microbiota oral y enfermedades sistémicas

Los autores subrayan que la asociación entre la presencia de ciertas bacterias y  marcadores de la inflamación tiende a confirmar la hipótesis según la cual existiría una relación entre la microbiota oral y ciertas enfermedades sistémicas (enfermedades inflamatorias que afectan a varios órganos simultáneamente). Por último, los autores señalaron que los hábitos alimentarios y ciertos nutrientes contribuyen de manera general a la elaboración de la microbiota salival. En este sentido, seguir una dieta vegana influye en la flora oral como lo hace cualquier comportamiento alimentario a largo plazo. Este estudio constituye un primer paso hacia futuros análisis, que intentarán dilucidar las especificidades y posibles riesgos de la dieta vegana.

 

Bibliografia :

Hansen et al. Impact of a vegan diet on the human salivary microbiota. Nature Scientific Reports (2018) 8:5847, DOI:10.1038/s41598-018-24207-3