¿Los vegetarianos están más protegidos de los trastornos metabólicos?

El consumo de carne favorece la colonización de bacterias que crean un entorno propicio para enfermedades cardíacas y problemas metabólicos en el tubo digestivo. ¿Carne sí, pero no demasiada?

 

Las dietas ricas en grasas y pobres en fibra están relacionadas con un mayor riesgo de diabetes, dislipidemias y enfermedades cardiovasculares. Las dietas vegetarianas parecen proteger contra estas patologías. Pero, ¿cuál es el efecto de nuestros hábitos alimentarios en las bacterias de la microbiota intestinal?

Para averiguarlo, un grupo de investigadores ha analizado las especies bacterianas presentes en la flora intestinal de 268 brasileros vegetarianos, ovolactovegetarianos (no comen carne, ni pescado, pero sí productos lácteos y huevos) y omnívoros. Después, compararon su estado inflamatorio, su resistencia a la insulina y su riesgo cardiovascular. El sobrepeso fue claramente más frecuente entre los omnívoros que los vegetarianos, estricto o no, así como signos de prediabetes e hipertensión arterial. A pesar de la elevada insulina en la sangre, su azúcar en sangre en ayunas fue relativamente similar, aunque su perfil de lípidos fue menos favorable. El análisis de la microbiota intestinal ha revelado que los vegetarianos estrictos muestran más bacterias antiinflamatorias (Roseburia y Faecalibacterium, Bacteroides) y menos bacterias proinflamatorias (Firmicutes).

A través de este análisis, los autores sugieren que consumir productos de origen animal puede crear un ambiente que promueva la inflamación crónica y los trastornos metabólicos.

 

Bibliografia :
Franco-de-Moraes et al. Worse inflammatory profile in omnivores than in vegetarians associates with the gut microbiota composition. Diabetol Metab Syndr (2017) 9:62