Papel de la microbiota intestinal en la infertilidad masculina

La obesidad y los trastornos metabólicos producidos por una alimentación rica en grasas pueden alterar la producción y la calidad de los espermatozoides. ¿Pero cuál el mecanismo subyacente? Un estudio publicado en Gut lo atribuye al desequilibrio de la microbiota intestinal provocada por la «comida chatarra».

 

La infertilidad afecta al 10-15% de las parejas y, en este campo, la igualdad entre hombres y mujeres es la norma puesto que en la mitad de los casos, el origen del trastorno se encuentra en el varón. Entre los factores ambientales señalados se encuentra la obesidad, que produce una disminución de la calidad del semen. Ahora bien, la alimentación demasiado rica responsable de este exceso de peso también se asocia a una modificación de la composición de la microbiota intestinal (disbiosis). El ecosistema que coloniza nuestro tubo digestivo podría ser un mecanismo clave en la infertilidad masculina relacionada con la comida chatarra.

Reducción de la abundancia y movilidad de los espermatozoides

Al menos, esta es la hipótesis formulada por un equipo de investigadores chinos. Para evaluar su pertinencia, formaron cuatro grupos de ratones: un grupo recibió una dieta equilibrada y otro grupo una dieta rica en grasas; después, ambos grupos se utilizaron como donantes para un trasplante de microbiota fecal a otros dos grupos de ratones que, a continuación, recibieron una dieta normal. No hubo sorpresas: la «dieta chatarra» dio lugar a un aumento de peso y se acompañó de disbiosis y endotoxemia, una infección bacteriana que genera inflamación local crónica conocida por sus efectos negativos en la espermatogénesis. Por otra parte, el análisis del semen de los animales reveló una disminución de la abundancia y movilidad de los espermatozoides. En los roedores alimentados normalmente, pero que recibieron un trasplante fecal de sus congéneres engordados, se observaron resultados comparables, aunque sin aumento de peso ni alteración metabólica. La disbiosis y la endotoxemia provocarían una inflamación del intestino y del escroto, que tendría como consecuencia una alteración de la producción y maduración de los espermatozoides. La relación entre disbiosis, endotoxemia y menor calidad de los espermatozoides también se ha confirmado en varones infértiles.

¿Tratar la disbiosis para restablecer la fertilidad?

Los autores sugieren que la restauración de la microbiota intestinal podría constituir un nuevo enfoque para tratar los trastornos de la fertilidad masculina, en especial para los hombres con el síndrome metabólico.

 

Bibliografia :

Ding N., Zhang X., Zhang XD. et al. Impairment of spermatogenesis and sperm motility by the high-fat diet-induced dysbiosis of gut microbes. Gut. 2020 ; https://doi:10.1136/gutjnl-2019-319127