La microbiota intestinal de personas obesas al rescate de pacientes con cáncer terminal

La microbiota intestinal podría explicar, al menos en parte, el sobrepeso y la obesidad. ¿Pero tanto así como para que vuelvan a subir de peso los pacientes que padecen cáncer en fase terminal? Un equipo de investigadores decidió realizar un experimento para intentar responder a esta pregunta.

Fecha de publicación 29 Septiembre 2021
Fecha de actualización 02 Noviembre 2021

Acerca de este artículo

Fecha de publicación 29 Septiembre 2021
Fecha de actualización 02 Noviembre 2021

La caquexia es la imagen que nos hacemos de una persona extenuada tras una huelga de hambre o de un enfermo terminal. Es un estado de profundo agotamiento y demacración, signo de desnutrición severa o característico de la fase terminal de ciertas enfermedades como el cáncer gastroesofágico. Es bien sabido que la microbiota intestinal desempeña un papel crucial en la regulación del apetito, del que carecen precisamente los pacientes cancerosos. De ahí la idea de nuestro equipo de investigadores de implantar a sus pacientes la microbiota intestinal de personas obesas sanas puesto que algunos de estos microorganismos podrían estar implicados en su aumento de peso.

No se observó ninguna mejoría del apetito pero sí un efecto favorable en la evolución del cáncer

El experimento incluyó a 24 pacientes caquécticos con cáncer gastroesofágico inoperable y candidatos a quimioterapia paliativa. Doce de ellos recibieron la microbiota de un donante sano obeso o con sobrepeso y doce recibieron su propia microbiota (grupo control). Para no falsear los resultados, nadie sabía lo que había recibido cada participante. Al contrario de las expectativas de los investigadores, el trasplante de microbiota intestinal de un donante obeso sano no mejoró el apetito ni la caquexia del paciente receptor antes de la quimioterapia. En cambio, sí que pareció ejercer un efecto favorable en la evolución de la enfermedad: los 12 pacientes que recibieron la microbiota intestinal de un donante obeso consiguieron un mejor control del cáncer y una mejoría de la supervivencia frente al grupo control que recibió su propia microbiota. 

¿Bacterias intestinales y mayor eficacia de la quimioterapia? 

El análisis de su nueva microbiota fecal confirmó que el trasplante de microbiota intestinal había funcionado a pesar de la quimioterapia posterior. Sin embargo, por el momento, los investigadores no han podido determinar si ciertas especies bacterianas intestinales específicas se asocian con una mayor eficacia de la quimioterapia. Ya se prevé realizar nuevos estudios a mayor escala para adquirir más conocimientos. Mientras esperamos los resultados de estos estudios, le aconsejamos que siga las noticias del Instituto pero que no intente bajo ningún pretexto preparar un cóctel casero de microbiota intestinal.

Referencias

De Clercq NC, van den Ende T, Prodan A et al. Fecal Microbiota Transplantation from Overweight or Obese Donors in Cachectic Patients with Advanced Gastroesophageal Cancer: A Randomized, Double-blind, Placebo-Controlled, Phase II Study.  Clin Cancer Res. 2021 Apr 21.

en_view en_sources