La microbiota intestinal como indicador de psoriasis

Según los resultados de un estudio que abre nuevas vías de investigación sobre la psoriasis, esta enfermedad de la piel podría caracterizarse por una disminución de la cantidad de bacterias Akkermansia muciniphila en la microbiota intestinal.

 

La psoriasis es una afección inflamatoria crónica de la piel en la que determinadas células del sistema inmunitario (los linfocitos Th17) desempeñan probablemente un papel fundamental. Por otro lado, se sabe que la microbiota podría intervenir en el control de la maduración y actividad de dichas células, por lo que estaría implicada indirectamente en el desarrollo de la psoriasis, al igual que en la obesidad o en algunas enfermedades inflamatorias del intestino, afecciones con las que la psoriasis comparte ciertas características como la forma de respuesta del sistema inmunitario y el tipo de moléculas inflamatorias producidas.

Con el fin de confirmar esta hipótesis, un equipo de investigadores analizó la microbiota intestinal de unos treinta voluntarios, la mitad de los cuales padecía psoriasis. Según los investigadores, las principales diferencias observadas en los enfermos se referían a dos bacterias: Clostridium citroniae, mucho más abundante, y Akkermansia muciniphila, mucho menos abundante, como sucede en las personas obesas o con una enfermedad crónica del intestino.

En un adulto sano, Akkermansia muciniphila es una de las bacterias más abundantes en el colon dado que representa entre el 3% y el 5% de las especies microbianas presentes en la microbiota. Podría participar en la función de barrera del intestino y constituir un indicador del estado de salud del sujeto. En conclusión, la psoriasis podría compartir una característica de desarrollo patológico adicional con afecciones como la obesidad o la enfermedad de Crohn, lo cual permitiría investigarla desde un nuevo ángulo.

 

Bibliografia :

Tan et al. The Akkermansia-muciniphila is a gut microbiota signature in psoriasis. doi: 10.1111/exd.13463