La microbiota intestinal: ¿esencial para un sueño de calidad?

Según revela un nuevo estudio publicado en la revista Scientific Reports, el butirato –un compuesto procedente de la fermentación de la fibra alimentaria bajo la acción de la microbiota intestinal– parece desempeñar un papel fundamental en la calidad y la conciliación del sueño.

 

Varios estudios han demostrado que el sueño depende en gran medida de la calidad de la microbiota intestinal, con la que interactúa constantemente: cuando se produce un empobrecimiento de la flora bacteriana, ésta conlleva un descenso de la duración del sueño, alteraciones crónicas del sueño o trastornos del ciclo sueño-vigilia que causan a su vez, un desequilibrio de la microbiota (conocido como disbiosis).

¿Podría ser el butirato un promotor del sueño?

Un grupo de investigadores de la Universidad de Washington intentó identificar aquellas moléculas utilizadas como señales para desencadenar el sueño y, para ello, se centraron especialmente en el butirato, un ácido graso de cadena corta derivado principalmente de los productos lácteos y la fibra presente en numerosos vegetales (espárragos, copos de avena, alcachofas, ajo crudo, puerros y cebollas). Cuando el intestino produce butirato bajo los efectos de determinadas bacterias, este pasa directamente a la vena porta, un gran vaso sanguíneo que lo transporta hasta el hígado donde es almacenado. Según la hipótesis que plantean los investigadores, el butirato podría promover el sueño mediante una acción en los mecanismos sensoriales de la vena porta.

Aumento del sueño profundo

Por tanto, se realizaron ensayos con el butirato en roedores utilizando tres formas diferentes de administración. La inyección subcutánea, que supuestamente ejerce una acción en todo el organismo, no tuvo ningún efecto. Por el contrario, la administración oral aumentó casi un 50% la duración del sueño profundo*, además de disminuir la temperatura corporal y reducir los episodios de sueño paradójico**. La inyección directa en la vena porta produjo efectos similares, pero acentuados, lo que confirma la implicación del hígado en este proceso.

¡Comer mejor ayuda a dormir mejor!

El butirato desencadenaría el sueño al unirse a receptores situados en la pared del hígado y/o de la vena porta. Cuidar la microbiota intestinal mediante la adopción de una dieta que favorezca la producción de butirato podría, por tanto, mejorar los trastornos del sueño, además de representar una alternativa más sana y más natural a los somníferos.

 

* Fase del sueño que permite una mejor recuperación del organismo

**También llamado sueño REM (Rapid Eye Movement); se trata de la última fase del ciclo completo del sueño, durante la cual soñamos

 

Bibliografia :

Szentirmai E, Millican NS, Massie AR1et al. Butyrate, a metabolite of intestinal bacteria, enhances sleep. Scientific Reports (2019) 9:7035 | https://doi.org/10.1038/s41598-019-43502-1